Chilpancingo.- El anuncio de un nuevo pacto de seguridad en Guerrero, debería de incluir a los grupos fácticos que operan en la entidad como los cárteles del crimen organizado, esto ante el fracaso de instituciones del estado, consideró el Centro Regional de Derechos Humanos "José Ma. Morelos".

La ONG estatal que opera principalmente en el municipio de Chilapa de Álvarez, recordó el pacto de seguridad propuesto por el gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores durante su segundo informe, y lo comparó con el llamado "pacto por México", el cual fue respaldado de manera presurosa por partidos políticos.

"Hoy ocurre lo mismo cuando el gobernador pide a todos los poderes (esperemos que incluya a los poderes fácticos ya que no puede combatirlos) hacer un pacto por la seguridad en guerrero, esperemos que este pacto no solo contemple a los empresarios de las zonas turísticas o mineras, pues por lo que vemos".

"Los gobernantes no han entendido que siendo algo en beneficio o perjuicio de la sociedad en general que es la que ha puesto los muertos, esta debe participar en la elaboración de cualquier estrategia para que sea una verdadera política pública", señaló el Centro Morelos a través de un comunicado.

En este contexto, la ONG alertó que las autoridades buscarán como única medida la militarización de Guerrero, como lo han hecho en el municipio de Chilapa actualmente paralizado por la violencia, y esto traerá consigo abusos, excesos y violaciones a los derechos humanos, signos característicos por la presencia de militares.

Sobre esto, el Centro Morelos reveló como el pasado fin de semana un grupo de militares los retuvo por una "revisión", sin ningún tipo de orden, en el crucero de la comunidad de Ayahualulco, municipio de Chilapa.

"La tarde del sábado, en una discusión con militares que se encuentran en el retén del crucero de Ayahualulco (que por cierto, de manera sospechosa muchas veces los militares se retiran), manifestaron algo que para nosotros es preocupante pues, para empezar, la presentación fue tajante; “somos elementos del ejército mexicano y estamos aplicando la ley federal de armas de fuego y explosivos…nos permite hacer una revisión a su vehículo?”.

"Le dije que se necesita una orden por escrito y ya molesto me dijo: “nosotros somos militares y no tenemos por qué obedecer la orden de ningún juez”, narró la ONG.

Finalmente la organización señaló que estas acciones reflejan el actuar de lo que se espera con la aprobación de Ley Interior de Seguridad, que buscaría ampliar las acciones del Ejército Mexicano en labores de seguridad.