Acapulco, Guerrero.- La Asociación Civil de Grupos Vulnerables del puerto de Acapulco la mañana de este día emprendió una marcha desde la Glorieta de la Diana hasta el Ayuntamiento para exigirle a la presidenta Adela Román Ocampo diversas peticiones entre ellas servicios públicos.

Desde las 10 de la mañana alrededor de más de 200 personas se concentraron sobre la Glorieta de la Diana y emprendieron una marcha bloqueando la Avenida Costera para poder llegar al Ayuntamiento de Acapulco y poder sostener una mesa de diálogo con la presidenta Adela Román Ocampo.

Entre sillas de ruedas y muletas se hacían llegar con una manta que decía: "Progreso y Desarrollo para Grupos Vulnerables, por una política incluyente".

En entrevista, el coordinador general para grupos vulnerables en Acapulco, José Luis González Suastegui, informó que desde hace tres meses han estado solicitando una audiencia con Adela Román, pero no han obtenido una respuesta positiva.

"Nosotros hemos estado solicitando de manera formal pavimentación, andadores, drenajes, alumbrado, puentes y quisiéramos que toda esta petición tuviera una respuesta; entendemos que el municipio se organiza en su presupuesto, pero que se centren las bases y que la obra pública y el presupuesto se construya en base a la petición de los ciudadanos, que no se construya por arriba con acuerdos de diputados, que se tome en cuenta la petición de la población", afirmó.

"Y que en estos términos podamos ser escuchado con nuestros planteamientos, tenemos más de tres meses que lo solicitamos y no nos dicen nada", señaló González Suastegui.

Mencionó que ante la falta de los servicios públicos y la falta de atención hacia los grupos vulnerables en Acapulco son un total de 10 mil personas que habitan sobre los límites de la Sabana, Ciudad Renacimiento y la Colonia de la Frontera.

Mientras tanto la presidenta Adela Román Ocampo no se encontraba en la dependencia y los inconformes fueron atendidos por el representante de gobernación, Juan San Román.

De no obtener una respuesta por parte de la presidenta los inconformes amenazaron en continuar manifestándose.