México.- El jefe del Parlamento, Juan Guaidó, pidió este lunes a Uruguay que no permita la transferencia de unos 1.000 millones de dólares que, aseguró, intenta hacer el Gobierno de Nicolás Maduro a ese país.

Guaidó, quien el mes pasado invocó una disposición constitucional para declararse presidente y ha ganado el apoyo de la mayoría del hemisferio occidental, ha acusado repetidamente al Gobierno de Maduro de robar fondos públicos.

Comerciantes venezolanos dicen que el Gobierno de Maduro ha estado utilizando la filial del banco estatal de desarrollo Bandes en Uruguay para sortear las debilitantes sanciones de Estados Unidos que la Administración del presidente Donald Trump impuso en su intento de ayudar a la oposición a expulsar a Maduro.

"Están tratando de mover desde Bandes un dinero que está en una de las cuentas a Uruguay, el llamado es a Uruguay para que no se preste para que roben parte del dinero, podemos estar hablando de entre 1.000 y 1.200 millones de dólares", dijo Guaidó a periodistas desde el Parlamento, de mayoría opositora.

Informado por miembros de "altísimos círculos"

Según el líder de la Cámara, el Gobierno de Maduro intenta mover los recursos desde una cuenta en otro país, que no especificó, del propio Bandes, y dijo que fue informado del hecho por miembros de "altísimos círculos" de la institución financiera. "Porque (ellos) saben que lo protege es el estado de derecho, la Constitución", añadió. En ese sentido, aseguró que estará "muy vigilante" y tomará las "acciones pertinentes" en las próximas horas.

Uruguay, al igual que México, ha optado por permanecer neutral ante la crisis política de Venezuela y, en cambio, ha pedido un diálogo. Guaidó y sus partidarios dicen que es demasiado tarde para eso y Maduro debe convocar nuevas elecciones presidenciales.