México.-La jornada de este domingo estuvo marcada por una fuerte tensión en Venezuela. El día que la Asamblea Nacional (AN) debía elegir a sus nuevos directos, la dictadura de Nicolás Maduro volvió a arremeter contra la oposición en su intento de impedir que el presidente interino Juan Guaidó sea reelegido como titular del Parlamento.

El presidente encargado estuvo retenido varios minutos frente al primer retén policial. Acompañado por decenas de diputados, y en un clima de tensión, finalmente logró superarlo pero no logró ingresar al hemiciclo.

Mientras Guaidó y los diputados opositores aguardaban fuera del hemiciclo, quienes sí pudieron ingresar sin problemas fueron los parlamentarios chavistas y algunos opositores con vínculos con el régimen de Maduro.

El Guaidó intentó ingresar saltando una cerca, y en medio de una fuerte custodia de agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Videos divulgados en las redes sociales muestran cómo el dirigente de Voluntad Popular (VP) intentó burlar la seguridad del régimen. Al subirse a la cerca, los efectivos de la GNB lo tomaron de la ropa y lo bajaron, mientras decenas de seguidores le gritaban a los uniformados por su accionar contra el presidente encargado del país.

En esos momentos, el diputado Luis Parra se autoproclamó presidente de la Asamblea Nacional con el aval del chavismo.

Parra, antiguo miembro del partido Primero Justicia (PJ) y actual aliado del régimen, juró como titular de la junta directiva y cerró la sesión rápidamente.

“Golpe de Estado parlamentario de la dictadura de Maduro contra la Asamblea Nacional. Sin votos ni quórum reglamentario, diputados del PSUV y la fracción corrupta Clap juramenta falsa directiva”, denunció el Centro de Comunicación del gobierno interino de Guaidó.

Además de haber bloqueado el ingreso de los diputados opositores, el régimen también impidió la participación virtual de los parlamentarios en el exilio.

El pasado mes de diciembre Luis Parra, por entonces diputado por el partido opositor Primero Justicia (PJ), junto a otros seis parlamentarios, fue señalado de haber estado involucrado en una trama de corrupción en el marco del programa de las cajas alimentarias CLAP.