México. Notimex.- El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, afirmó que el modelo de Guardia Nacional planteado en la iniciativa de su bancada va encaminado hacia la desmilitarización del país, ya que busca crear un cuerpo de seguridad pública con preparación, filosofía y actuación distinta a la que tienen los militares.

En conferencia de prensa, indicó que la Guardia Nacional será diferente a una institución militar, pero tendrá sus valores y disciplina, porque “hay que reconocer que el Ejército Mexicano es la institución que tiene mayor orden y organización”.

Acompañado por diputados de su bancada, el también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en San Lázaro, precisó que no hay policía alguna en el país que supere al Ejército en términos de disciplina, orden y valores.

Destacó que los elementos de la Guardia Nacional “van a tener una preparación para ser policías y ofrecer servicios de seguridad pública. Es muy diferente a la filosofía y propósito que tiene el Ejército, el cual tiene una preparación para la guerra, para enfrentar amenazas existenciales del Estado”.

En este sentido, explicó que “no es una militarización, porque ya no va a ser el Ejército el que haga labores de seguridad pública, las va a hacer la Guardia Nacional; y para conformar la Guardia, aunque sean elementos que vengan de las policías Naval, Militar y Federal, serán sujetos a su Ley Orgánica su actuación, preparación, uso de fuerza y el respeto de los derechos humanos”.

Respecto a si la iniciativa presentada este martes debe ser aprobada antes de que inicie el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el 1 de diciembre, el legislador señaló que no necesariamente, porque se trata de un tema polémico.

Delgado Carrillo subrayó que la Cámara de Diputados estará abierta a escuchar a todas las organizaciones civiles y demás actores políticos y sociales interesados en discutir la propuesta.

Detalló que la iniciativa de Morena considera el tema de los derechos humanos, y va más allá, al reconocer la plena jurisdicción de la Corte Penal Internacional para el Estado Mexicano.

“Se aprovecha esta modificación constitucional para hacer el compromiso con la Corte Penal Internacional para reafirmar que vamos en el sentido de respetar siempre los derechos humanos”, agregó.