México.- El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, dijo que el efecto de la Guardia Nacional debe ser como el éxito del Plan DN-III, para ser aceptado, y que esto representa el desafío y la tarea para esta nueva fuerza.

“Incorporar las funciones de la seguridad pública y lograr el éxito que tiene el plan DN-III, ese es el desafío y esa es la tarea”, dijo el presidente, al inaugurar el curso “Estándares Constitucionales de la actuación de la Guardia Nacional”, que se realizó en la Escuela de Enfermería, de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El presidente dijo que la Sedena y la Marina “son mis apoyos, no me dejan solo, me siento respaldado por el secretario de la Defensa y de la Marina”, así como por otros sectores como el empresarial, el obrero, el campesino y los medios de comunicación, “quienes estamos juntos para defender los intereses del pueblo de México”.

En la inauguración estuvieron presentes los secretarios de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; de la Marina, Rafael Ojeda Durán; de Seguridad y Protección, Alfonso Durazo Montaño; así como el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio.

También participaron en el evento el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea; y el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, junto con mandos militares, navales y de la Fuerza Aérea Mexicana.

El presidente de la República refirió que hay una etapa nueva en el quehacer de las fuerzas armadas, porque con la reforma constitucional, el Ejército y la Marina ayudarán a las tareas de seguridad pública.