Guerrero.- Un grupo de policías estatales ingresaron a la celda de excoordinador de la CRAC en San Luis Acatlán, Elíseo Villar, y lo golpearon, denunció la Red Solidaria Década Contra la Impunidad.

A una semana de las declaraciones de Eliseo Villar, quien vía telefónica reveló el presunto paradero de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, el exlíder de la CRAC fue golpeado en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Chilpancingo, en donde se encuentra preso.

Elíseo Villar afirmó que, por declaraciones de otros reos que participaron en los ataques de Iguala conoce la ubicación exacta del paradero de los normalistas de Ayotzinapa y otorgó esa información a los abogados de Tlachinollan y al subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas.

Tras las declaraciones, Eliseo Villar pidió protección para él y su familia, así como el traslado a un penal de máxima seguridad en el país ya que "personas muy poderosas" podían atentar contra él.

De acuerdo con Madalena López Paulino, secretaria ejecutiva de la Red Solidaria Década contra la Impunidad, un grupo de agentes de la Secretaría de Seguridad Pública estatal ingresaron a la celda de Elíseo Villar y lo golpearon por varios segundos.

"Nos hemos mantenido al margen de las declaraciones que ha hecho el exdirigente de la CRAC, pero ahora nos avisan que policías del Cereso en Chilpancingo lo golpearon en su celda de castigo".

"Responsabilizamos al Estado Mexicano de la integridad física y sicológica de Eliseo Villar", manifestó la activista.

Tras ser golpeado Villar Castillo habría sido trasladado a una celda de castigo donde se encuentra incomunicado y se cree que podría ser trasladado a otra cárcel de más seguridad.