Acapulco, Guerrero.- Un guardia personal del presidente municipal Evodio Velázquez Aguirre intentó obstaculizar el trabajo de los medios de comunicación, al punto de agredir a empujones al reportero del periódico El Sur, Daniel Velázquez Olea.

La mañana del jueves, reporteros de distintos medios de comunicación cubrían el acto de relevo del Cabildo Infantil, presidido por Velázquez Aguirre, cuando afuera de la sala de Cabildo, un grupo de colonos llegó a protestar por la falta de atención a sus demandas de servicios públicos.

Cuando los reporteros intentaron buscar esa información, los guardias cerraron las puertas y advirtieron que nadie podría salir; los reporteros expresaron que eso no era posible, porque eran retenidos contra su voluntad, a lo que uno de ellos reiteró que no podrían hacerlo.

Ante la insistencia de los reporteros, se abrió una de las dos puertas y salieron para darle cobertura a la protesta de los ciudadanos.

Al intentar ingresar de nuevo para continuar con la cobertura del acto oficial, las puertas estaban cerradas, y no se abrieron hasta que concluyó el evento, con lo que se impidió la cobertura del mismo.

Al abrirse una de las puertas, el reportero de El Sur intentó ingresar al frente del resto de los reporteros, cuando fue empujado por el guarura, quien le dijo que no lo dejaría pasar.

El reportero le reclamó porqué lo empujó en más de una ocasión, y en respuesta le reiteró que a él no lo dejarían entrar; ante la presión de las personas que buscaban salir y de los reporteros, el guardia argumentó que podrían ingresar cuando terminaran de hacerlo las personas.

“Cuidado, te están grabando”, gritó al guardia otro hombre vestido de civil que permanecía afuera de la sala.

Daniel Velázquez increpó al alcalde, que estaba por concluir su entrevista, y le exigió que le dijera a su guarura que no lo volviera a empujar y le pidió que le trataran con respeto.

“Su guarura no tiene ninguna autoridad para decidir quién entra o quién sale de esta sala, este es el ayuntamiento de Acapulco, no es su casa; en su casa él manda, aquí no, entonces, por favor, que no se me vuelva a acercar y que no me vuelva a tocar”, reclamó el reportero.

El alcalde en respuesta pidió mesura; dijo que tomaría cartas en el asunto, como una denuncia contra un servidor público, sin embargo, el guarura se burló cuando el comunicador le reclamaba a Velázquez Aguirre.