Chilpancingo, Guerrero.- Este lunes el colectivo Madres Igualtecas inició en Chilpancingo la brigada de búsqueda en vida de 170 personas desaparecidas del 2010 a la fecha en Iguala.

En conferencia de prensa anunciaron que esta semana será de búsqueda en las cárceles y hospitales, después buscarán en fosas clandestinas en diversos predios de la entidad.

La activista Sandra Luz Román Jaimes, dijo que el colectivo Madres Igualtecas registra 170 personas desaparecidas en Iguala, el último el de una joven hace siete meses, y los primeros casos que documentó fueron en 2010.

Algunas de las familias han acudido a la Fiscalía para tomarse muestras genéticas y confrontarlos con los cadáveres que están en el Servicio Médico Forense (Semefo) o los que han sido encontrados en fosas, sin que hasta el momento sean localizados algunos de sus familiares.

Román Jaimes reprochó que de los nueve colectivos que existen en la entidad el gobierno del estado solo tome en cuenta a algunos. De acuerdo con la activista, en Iguala existe tres colectivos, pero las autoridades solo toman en cuenta a uno, en Chilpancingo existen dos agrupaciones que buscan a personas desaparecidas, en Chilapa dos y Acapulco uno.

El colectivo realizará actividades hoy en Chilpancingo, mañana en Zihuatanejo, el miércoles en Acapulco, jueves en Huitzuco y el viernes en Taxco.

La próxima semana realizarán búsqueda en fosas clandestina, lunes y marchas en Chilpancingo, después en Teloloapan y Arcelia.

En la conferencia realizada en el Centro de Derechos de las Víctimas de Violencia Minerva Bello, participó el presidente de la Asociación de Búsqueda de Desaparecidos en México, Julio Sánchez Pasillas quien desde el 2012 busca a su hija desaparecida en Coahuila.

Explicó que durante muchos años buscó a su hija “en los escritorios” y las agencias del Ministerio Público donde no tuvo avances lo que lo llevó a crear la asociación junto a cientos de familias del país que buscan a sus familiares.

El activista consideró que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador representa la esperanza para que puedan localizar a sus familiares desaparecidos y tienen que confianza en que actúa ante la problemática de las desapariciones en el país.

 En este tema coincidió también Román Jaimes y aseguró que la brigada de búsqueda era gracias al apoyo del gobierno federal.