Chilpancingo, Guerrero.- Los 14 alcaldes de la Costa Chica solicitaron al Gobierno Federal flexibilizar las reglas de operación del Ramo 33 que les permita disponer del recurso para atender a las familias ante la pandemia a causa del coronavirus, dijo el edil de Cruz Grande (Florencio Villareal), Wilberth Sait García Trujillo.

Consultado vía telefónica, el alcalde anunció que tomarán medidas más rigurosas ante el primer caso de Covid-19 en el municipio, y advirtió que los negocios esenciales que no respeten el horario de servicio serán clausurados.

“La gente lo que requiere es despensa. Nosotros como gobierno municipal no tenemos las condiciones para crear programas sociales por ello hemos hecho la petición al Gobierno Federal que flexibilice el Ramo 33 y nos permita como gobierno municipal echar mano y poder hacer frente a este problema y poder crear programas sociales y apoyar a las familias que no tienen el sustento económico”, comentó.

García Trujillo explicó que la solicitud fue firmada por los 14 ediles de la región Costa Chica desde hace 15 días sin que hasta el momento “tenga luz verde”, y “lo único que nos toca es con el poco recurso otorgar algunas despensas”.

Los municipios de la Costa Chica que registran casos de Covid-19 son: San Marcos, Ayutla, Copala y Cruz Grande.