#Guerrero

Guerrero, campo minado para elección de 2018 | ANÁLISIS

Ante la ausencia de garantías de legalidad e imparcialidad, seguridad y justicia, los candidatos estarán expuestos a todo tipo de violencia.

Por María Mercedes del Palmar, 2018-01-09 23:55

#Elección 2018.- El proceso electoral en Guerrero está en marcha, y ya se sienten sus primero efectos. La violencia y la criminalidad enraizada en los distintos estratos de esta sociedad será el factor que determine, al final, hacia dónde se moverán las diferentes piezas de la cosa político-electoral y, posiblemente, en algunas regiones será la que imponga gobiernos y autoridades.

Anuncios y advertencias también ya se han emitido a tiempo sobre el riesgo de la intervención del crimen en esta elección de 2018, pero parece que a la autoridad electoral federal y local no les interesa atender, y recurren al viejo recurso de esconder la basura bajo el tapete. No ven factores de riesgo en Guerrero, dice el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Electoral y de Participación “Ciudadana” de Guerrero (IEPC), a cargo de un connotado priista.

El año pasado cerró con la desaparición y muerte de varios políticos que aspiraban a algún cargo de elección popular, incluso, aún en los primeros días de este 2018, ha continuado esta tendencia.

A finales del 2017, fue asesinado el alcalde de Petatlán, Arturo Gómez Pérez, el edil buscaría reelegirse. También en la región de la Costa Grande, controlado por grupos del crimen, fue asesinado el aspirante priista a la alcaldía de Atoyac de Álvarez, Adolfo Serna Nogueda.

El Partido del Trabajo, alertó hace una semana de la falta garantías de seguridad para que los aspirantes y candidatos puedan realizar acciones electorales sin riesgo.

El delegado del Partido del Trabajo (PT) en Guerrero, Victoriano Wences Real, pidió al gobierno garantizar la seguridad para que los candidatos puedan salir a la calle hacer campaña, ante los asesinatos de políticos y aspirantes a elección popular en la entidad.

“Tienen que dar garantías para que los candidatos puedan salir a la calle, la seguridad le corresponde al gobierno del estado y al gobierno federal, que nos puedan dar seguridad para que todos podamos ir y llevar las propuestas”, dijo. https://bajopalabra.com.mx/pt-pide-garantizar-seguridad-a-candidatos-para-hacer-campanas.

También la semana pasada, el empresario y excandidato a la alcaldía de Chilpancingo por Movimiento Ciudadano (MC) en 2015, Pioquinto Damián Huato advirtió que la delincuencia organizada busca imponer candidatos a través del terror y el asesinato en el proceso electoral de julio.

“¿Cómo te mueves?, ¿cómo vas hacer campaña? Yo no veo condiciones cómo podamos hacer campaña. La verdad que no me gustaría andar en campaña”, expresó a Bajo Palabra. https://bajopalabra.com.mx/narco-busca-imponer-candidatos-en-guerrero-a-traves-del-terror

En 2014 durante el gobierno del priista Mario Moreno Arcos, Damián Huato fue atacado a balazos en medio de los señalamientos que hacía al gobierno municipal de Chilpancingo por la violencia y sus supuestos vínculos con el crimen.

Pero pese a todos estos indicios y advertencias, para la autoridad electoral local, en manos de un connotado priista, la violencia no afectará las elecciones en Guerrero, afirma, aun cuando los muertos están a la vista.

En el habitual tono y lógica de los funcionarios priistas, el presidente del Instituto Electoral y de Participación ‘Ciudadana’ (IEPC) en Guerrero, Nazarín Vargas Armenta dijo que el organismo no se ha visto afectado por la situación de violencia que registra la entidad, y descartó solicitar medidas de seguridad para el desarrollo de sus actividades.

En entrevista con Bajo Palabra, Vargas Armenta se negó asumir una postura sobre la violencia y la forma en cómo podría afectar el proceso electoral, al igual que los asesinatos de políticos, y argumentó que el IEPC se limitará a la organización del proceso electoral y no se meterá en temas relacionados con la seguridad, cuando la inseguridad es el tema en estas elecciones.

“Nuestra responsabilidad como órgano electoral se limita a organizar actividades propias del proceso electoral, el tema de la seguridad pública es un tema que habrá de definir, establecer las autoridades que tienen esa responsabilidad”, argumentó. https://bajopalabra.com.mx/violencia-no-afecta-elecciones-en-guerrero-iepc

Impunidad y corrupción

A la violencia contra candidatos, se debe considerar también la otra violencia que igualmente está relacionada; la que se genera en esas grandes zonas grises donde operan los grupos de “autodefensa” y criminales.

Decenas de estos grupos controlan y se enfrentan en zonas electoralmente decisivas, Acapulco es una de ellas. En este lugar, recién, en un poblado de la zona rural, una balacera, que aún está sin precisar del todo quiénes comenzaron la agresión, dejó 11 personas muertas y decenas de comunitarios detenidos. La acción de la Policía Estatal y la Fiscalía del Estado en este evento está sujeta al escrutinio y la desconfianza pública, pero también del otro lado donde invocan supuesta intervención por el ya olvidado proyecto La Parota.

Misma situación ocurre en otras partes, como en Chilpancingo donde la policía municipal ha sido señalada de entregar a varios jóvenes detenidos al crimen. Hecho destacable es la participación de agentes judiciales de la Fiscalía de estado al servicio de los grupos criminales que hacen las veces de sicarios y torturadores. Para justificar detenciones arbitrarias, inventan supuestos delitos y dictámenes alterados para crear culpables. En Chilpancingo, varios jóvenes fueron desaparecidos varias horas y luego aparecieron torturados y acusados de varios delitos.

Con todo esto, en Guerrero no existen realmente garantías de legalidad e imparcialidad, seguridad y justicia para llevar a cabo el proceso electoral de 2018. Los candidatos estarán expuestos a todo tipo de violencia.

La contaminada atmósfera en la que se realiza ya el proceso electoral en Guerrero: la violencia, la impunidad, la corrupción y colusión de autoridades con el crimen, no ha sido tomado en cuenta ni por el Poder Legislativo, Ejecutivo, ni los políticos participantes. Por ningún lado se toma en serio el grave deterioro social que prevalece, ni a los partidos políticos parece preocuparle los alcances, infiltración y control de la criminalidad en las instituciones de gobierno, justicia y electorales. Los llamados del Congreso local a investigar crímenes de políticos son tibios y titubeantes.

Partidos y aspirantes

Metidos en este contexto tóxico, los partidos que integran las tres coaliciones más importantes integradas por PRI, PRD, PAN, MC, Verde y Panal, ya están en la etapa de definir candidaturas. Los métodos que emplean son los mismos de siempre: el ‘dedazo’ en el PRI; el tráfico de influencias familiares, los acuerdos de amiguismo y servilismo, y la visión de negocios al amparo del poder público, en todos. Siguen haciendo lo mismo que ha llevado al fracaso a Guerrero y a su sociedad.

Las regiones más disputadas serán también aquellas donde más presencia de la criminalidad y la violencia existe: Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo, Taxco, Iguala.

La justa electoral más cerrada se centrará en Acapulco por ser el municipio generador de votos y por su interés económico. Partido que gana allí define la elección en todo el estado. Por eso lo intenso de las estrategias que ya echaron andar candidatos y gobierno.

PRI en Acapulco

Por el PRI, se perfilan con más intensidad sólo dos aspirantes, por un lado está Ricardo Taja, un diputado federal, impulsado por el ex alcalde (aquél que prometió tempos mejores para Acapulco y dejó un infierno), Manuel Añorve, pero al que luego abandonó para irse al grupo que conforman Astudillo, René Juárez y Rubén Figueroa.

Pero Taja, tiene de competidor al secretario de Turismo, Ernesto Rodríguez Escalona, del mismo grupo político que, al igual que el primero, también se beneficia de las acciones de gobierno para impulsar su aspiración y proyectar imagen. Del grupo del ex alcalde Manuel Añorve, quien mantiene control sobre una parte de la estructura electoral y grupos del PRI en Acapulco, se intentó colocar a la diputada federal Julieta Fernández Márquez, pero al parecer la intentona no cuajó. Añorve tendrá que negociar otras posiciones, como diputaciones locales, con el liderazgo que aún mantiene, pero es poco probable que pueda definir candidato a la alcaldía.

Si las variables no se modifican, la probabilidad de que Escalona se imponga a Taja es superior, pues a su favor juega una imagen política más aceptable, con menos negativos relacionados al contexto delincuencial y de violencia que impera en ese puerto que, al parecer, sí impactan en la figura del diputado que tiene un hermano a cargo de la obra carretera estatal, a la hora de las encuestas.

Los caciques políticos encargados de la selección del candidato del PRI para Acapulco, deben estar sopesando todas las variables, pues esta elección en marcha es completamente inédita, con una sociedad sobreinformada y con la presencia creciente de Andrés Manuel López Obrador, precandidato de Morena que abarca a todo el país. Pero también con la participación de una alianza deforme y disfuncional como la que construyó el PRD, PAN y MC, cuya militancia seguramente migre hacia Morena a la hora de la definición del voto.

México al frente, la corrupción de un alcalde

Por parte de la alianza disfuncional de Por México al Frente (PRD, PAN, MC), los acuerdos pasan por cómo acomoda sus intereses económicos y políticos el actual y desprestigiado alcalde, el perredista Avodio Velázquez, quien busca más que nada acuerdos para ocultar su negligente y corrupta administración y los líderes de las tribus más emblemáticas de ese partido con interés en lograr diputaciones locales en Acapulco y alcaldes en otros municipios.

La alianza PRD, PAN, MC tiene prácticamente perdido Acapulco. Entre las figuras que pretenden impulsar se encuentran personajes vinculados al entramado de corrupción del alcalde Evodio, y otros más provienen de gobiernos que fracasaron, todos son parte del problema que tiene hundido en la violencia ese puerto turístico.

Se han anotado por el PRD: Víctor Aguirre Alcaide, un viejo político curtido en mañas que ha sido varias veces interlocutor de esos poderes fácticos que han dañado a Guerrero. Su larga secuela de señalamientos, no lo hacen realmente un aspirante competitivo en el contexto actual. Le sigue el imberbe síndico IIich Augusto Lozano, cómplice de la corrupción, sin experiencia alguna, pues el actual, es su primer cargo de importancia en el gobierno. Otro en la lista, para ser encuestado, es el diputado local de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía, por el que negocia el tristemente célebre alcalde Luis Walton. Por el PAN no hay propuesta que puedan considerarse serias, en Acapulco no representa electoralmente nada, a pesar de lograr una regiduría que luego perdió.

Aun cuando la lógica política indica que el mejor aspirante de ese Frente podría ser el de Movimiento Ciudadano, por no ser parte de la pandilla perredista que hundió a Acapulco, la propuesta de Walton no pasará. Walton habituado a la estrategia de chantaje, trató de “catafixiar” la segunda posición de la fórmula al Senado, a lado de su odiada Beatriz Mojica, a cambio de que Mejía sea el candidato para Acapulco. Ahora se maneja que como consolación dejarán esa posición a Mejía Berdeja para que vaya con Mojica al Senado. Mejía fue el más encarnizado crítico de Mojica cuando ésta ambicionó la gubernatura de Guerrero en 2015 y perdió ante Astudillo.

Morena, manipulación y mezquindad

Como se ve el panorama los partidos tradicionales están en una verdadera crisis de candidatos a representarlos, la cancha electoral queda abierta para la coalición de Morena con PT y PES, sin embargo, la inexperiencia política, las rencillas, los prejuicios por ignorancia e incapacidad, los intereses económicos y los acuerdos con el gobierno estatal de algunos de sus dirigentes, podría borrar esa oportunidad.

Ante las indefiniciones de Morena donde algunos de sus dirigentes promovieron un acuerdo leonino para evitar postular candidatos competitivos y seguir el juego al gobierno estatal para desarticular desde antes una opción ganadora, han propuesto, sin consenso, a una magistrada en funciones que responde al interés del gobierno estatal y el PRI. El inusual activismo con el que pretende hacerse pasar como coordinadora, sin haber sido ungida oficialmente, resulta esclarecedor, además de que como magistrada en activo vicia el ejercicio del Poder Judicial que representa. Pero en Guerrero el poder judicial ya es corrupto de por sí.

El Partido del Trabajo, por su parte, se adelantó a Morena y propuso al doctor Javier Solorio como su propuesta a medir en Acapulco contra quien quiera impulsar Morena y el PES. El también presidente de una prestigiosa fundación que reconstruye a mujeres con cáncer de senos, no requiere mucha presentación, el prestigio ganado por su altruismo social y las acciones a favor de sectores acapulqueños lo colocan como el favorito de la militancia de los tres partidos de esa coalición.

Javier Solorio es médico especialista en reconstrucción plástica y militante de Morena, nunca ha ostentado ningún cargo de gobierno, es un producto natural de la sociedad civil, de las organizaciones sociales, de los sectores progresistas del país. Tiene a su favor que no es parte de esa política que tiene hundido a Acapulco y a Guerrero, quizá por todo eso, hay puesta en marcha una estrategia para impedirle que compita, saben que es la opción ganadora en Acapulco donde la intención del voto es favor de Andrés Manuel López Obrador, pero sólo requiere que alguien con la calidad moral del doctor Solorio lo represente. De otra manera, el voto será diferenciado y AMLO ganará pero perderán en lo local Acapulco, y quizá la mayor parte del estado donde también, seguramente los morenistas, propondrán aspirantes pensados con el estómago.

La elección de 2018 en Guerrero será irrepetible, es como dicen algunos analistas, la madre de todas las elecciones; pero al parecer, los retrasados grupos políticos locales no se han percatado de la dimensión histórica que les toca jugar, para el que se niega a cambiar, nada ha cambiado, entonces, la historia lo desecha.

#Guerrero

Sindicalizados no se cansan de protestar contra Antonio Gaspar

Trabajadores sindicalizados tomaron el Ayuntamiento de Chilpancingo y denunciaron la eliminación de bases de manera arbitraria y la retención de salarios.

Por Luis Jijón León, 2018-11-12 10:12

México.- Trabajadores sindicalizados tomaron el Ayuntamiento de Chilpancingo y denunciaron la eliminación de bases de manera arbitraria y la retención de salarios, cuestionaron también que el alcalde Antonio Gaspar Beltrán haya contratado a personas de Acapulco para laborar en el municipio.

A las nueve de la mañana trabajadores del Sindicato Independiente de Trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo (SITACH), encabezados por su secretaria general, Amada Ramón Zamora, cerraron con cadenas y candados los dos accesos al Ayuntamiento impidiendo el paso al resto de los trabajadores.

En entrevista Ramón Zamora denunció que fueron dados de baja 40 trabajadores sin que les notificara que estaban despedidos y les dejaron de pagar, tras una revisión fueron reincorporados de manera parcial a la nómina, están pendientes 16 trabajadores a quienes les adeudan tres quincenas.

La dirigente sindical denunció también que desde hace un mes les retiraron de manera arbitraria las bases a 10 trabajadores. “Exigimos que las bases se reactiven, que se les regresen a los compañeros porque nosotros estamos cumpliendo con lo que marca la ley”, dijo.

En otro tema Ramón Zamora dijo que no entendían por qué el alcalde había hecho contrataciones de personas de otros municipios como Acapulco para que trabajaran en el Ayuntamiento habiendo tantos trabajadores en el gobierno municipal.

Los inconformes colocaron cartulinas en las puertas del inmueble: “Sr. presidente exigimos reactivación, no somos aviadores. Yo si trabajo”. “Devolución de la base a los trabajadores”, se leía.

El SITACH agrupa a 350 trabajadores, es uno de los tres sindicatos que existen en el ayuntamiento.

La toma del Ayuntamiento se da a menos de una semana que el sindicato Independiente sección 14 diera fin a su paro de labores tras 26 días de permanecer en un campamento afuera de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), para exigir que la nueva administración no realizara despedidos.

A poco más de un mes del gobierno de Antonio Gaspar, las protestas de trabajadores y tomas del ayuntamiento han sido una constante.

#Guerrero

Tlachinollan exige que incrementen presupuesto de atención a víctimas

En el proyecto de presupuesto entregado al Congreso, se proyectó para la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas 12 millones 704 mil pesos.

Por Luis Jijón León, 2018-11-12 09:54

Chilpancingo, Guerrero.- El director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, cuestionó que en el proyecto de presupuesto para el Ejercicio Fiscal 2019 del gobierno de Guerrero se destine más recurso para la Oficina del Gobernador, que, para la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, y pidió a los diputados del Congreso local analizar el tema y que las partidas del recurso público sean justas.

De acuerdo con el proyecto de presupuesto entregado por el gobierno del estado al Congreso, se proyectó para la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas 12 millones 704 mil pesos. Para el jefe de la Oficina del Gobernador se proyectaron 18 millones 607 mil pesos, mientras que para la representación del Poder Ejecutivo en la Ciudad de México se pretende destinar 10 millones 288 mil pesos, solo dos millones menos que para atención a víctimas.

“Tenemos un gobierno al revés. Un gobierno que piensa en sí mismo, un gobierno que piensa en su imagen, en su propia seguridad y la contra cara de eso es el lado más doloroso, el lado cruel que es el de las víctimas. Se olvidan, se deja en el fango a quienes realmente lo están necesitando. No hay un compromiso verdadero con las víctimas”, lamentó Barrera Hernández, consultado vía telefónica.

El activista dijo que existe un contraste en la distribución del presupuesto “porque no se entiende el drama y la crisis humanitaria que se está viviendo en nuestro estado y se sigue aplicando la misma vara con miden a los pobres de dar solamente despensas para que logren tener un control político, pero no hay un compromiso con los derechos de las víctimas y eso es lo más grave que más lamentó”.

Hizo un llamado a los diputados del Congreso local, dijo que son los representantes populares y son quienes deben de estar velando por el presupuesto y que la aplicación de las partidas sea justa.

“Un llamado al Ejecutivo para que tenga mayor sensibilidad al tema de las víctimas, que no se les estigmatice, mucho menos se les descalifique y al contrario se les reconozca a las víctimas como los actores principales. En segundo lugar, al Congreso que entendemos que ahora está conformado por una diversidad de expresiones políticas que lucharon por un cargo, pero no es para que solo lo tenga de adorno”, comentó.

Propuso a los diputados salir a las regiones y conozcan la situación que enfrentan las familias para que también tomen decisiones de cómo se designará el presupuesto.

Hizo un llamado también al Poder Judicial para que pongan atención en su trabajo y que la administración de justicia sea una realidad para las víctimas.

“Vemos que hay impunidad, hay contubernio. Vemos un ambiente de permisividad, no se castiga a quienes están haciendo daño a las familias, quienes son responsables de los desplazamientos forzados”.

#Guerrero

Eloy Salmerón gana elección para dirigente estatal del PAN

Los militantes panistas que participaron en el proceso interno, no abarcaron ni el 50 por ciento del padrón estatal.

Por Juan Manuel Molina, 2018-11-12 09:00

Chilpancingo, Guerrero.– Con 432 votos de diferencia de su más cercano competidor, Eloy Salmerón Díaz se proclamó vencedor de las elecciones internas del Partido Acción Nacional (PAN) para renovar a su dirigencia estatal.

De 5 mil 751 militantes panistas en Guerrero, Salmeron Díaz obtuvo el aval de mil 002, que colocó a la cabeza de los resultados.

En segundo lugar, se posicionó el ex presidente municipal de Tepecoacuilco de Trujano, Julio Alberto Galarza Castro, con un total de 570 votos.

En tercer lugar, se ubicó el ex secretario general del Comité Directivo Municipal del PAN, Atilano Lagunas Cervantes, quien fue señalado por ser parte del grupo político del actual dirigente del partido, Marco Antonio Maganda Villalva.

Los militantes panistas que participaron en el proceso interno, no abarcaron ni el 50 por ciento del padrón estatal, y sólo se registraron seis votos nulos.

pan voto 1054x402 Eloy Salmerón gana elección para dirigente estatal del PAN
Panistas, voto

En un video que compartió a través de sus redes sociales, Salmeron Díaz se declaró vencedor, y adelantó que en los próximos días presentaría un plan de trabajo para los próximos tres años que estará al frente de la presidencia del partido.

A la par con el proceso electivo estatal, se desarrolló la elección para definir al presidente nacional del partido, la cual fue acaparada por el panista Marko Cortés Mendoza, con un 79 por ciento del total de los votos emitidos.