Las Comisiones Unidas de Justicia y Para la Igualdad de Género del Congreso local, aprobaron un dictamen de reformas por el que se sanciona la violencia política en razón de género, se obliga a garantizar la paridad de género y el respeto de los derechos de las mujeres en el ámbito político-electoral.

El dictamen aprobado por las comisiones durante una sesión virtual, se incluyen reformas y adiciones a la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Guerrero y la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, así como el decreto de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Dicho dictamen deberá discutirse y en su caso aprobarse en los próximos días en una sesión presencial. Desde abril el Congreso realiza sesiones virtuales como una medida preventiva ante el coronavirus.

La Constitución señala que las leyes electorales federal y locales deberán promulgarse y publicarse por lo menos 90 días antes de que inicie el proceso electoral en que vayan a aplicarse. En Guerrero el proceso electoral inicia la primera semana de septiembre.

Guerrero es uno de los estados del país que no había legislado para reconocer la violencia política en razón de género. La semana pasada feministas exhortaron al Congreso para que aprobaran las reformas.

En un comunicado anoche, la diputada morenista y presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, Erika Valencia Cardona calificó de histórico la aprobación del dictamen que sanciona la violencia política en razón de género.

Se explicó que en dichas leyes, se integra el concepto de “violencia política”, así como las acciones que la constituyen, que limiten los derechos políticos de las mujeres en el ámbito público o privado.

“La violencia política contra las mujeres en razón de género, se define como toda acción u omisión, incluida la tolerancia, basada en elementos de género y ejercida dentro de la esfera pública o privada, que tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos políticos y electorales de una o varias mujeres”, indica el comunicado.

“Queda prohibida la violencia política contra las mujeres en razón de género, ya sea que se cometan de forma directa o a través de los medios de comunicación y de las redes sociales, los cuales en caso de cometerse serán sancionados de acuerdo con lo previsto por las disposiciones legales aplicables”.

Y se obliga a garantizar la paridad de género y el respeto de los derechos humanos de las mujeres en el ámbito político y electoral.

Serán los órganos electorales quienes deberán vigilar que los partidos políticos prevengan, atiendan y erradiquen la violencia política contra las mujeres, además de tramitar los procedimientos administrativos sancionadores.

Se advierte que los partidos políticos, las coaliciones y las y los candidatos que realicen propaganda electoral, deberán abstenerse de expresiones que ofendan, difamen, calumnien o denigren a candidatas o coaccionen el voto ciudadano o discriminen o constituyan actos de violencia política contra las mujeres.

El Consejo General del Instituto Electoral y la Comisión de Quejas y Denuncias están facultadas para solicitar, la suspensión inmediata de los mensajes en radio o televisión contrarios a esta norma, así como ordenar el retiro de cualquier otra propaganda.

Valencia Cardona celebró la disposición de las diputadas y diputados para aprobar reformas a favor de los derechos políticos electorales de las mujeres guerrerenses así como a garantizar una vida libre de violencia.