Guerrero.- En Guerrero continúan realizando fiestas religiosas y jaripeos sin ninguna medida sanitaria pese al alto riesgo de contagios de coronavirus que prevalece en la entidad y que ha dejado hasta el momento 9 mil 719 casos acumulados y mil 316 muertes, de acuerdo con Salud federal.

Anoche, en la comunidad indígena San Agustín Oapan, municipio de Tepecoacuilco de Trujano, región Norte, realizaron un jaripeo en honor a Santiago Apóstol al que acudieron decenas de personas sin que tomaran ninguna medida para evitar contagios de Covid-19.

La celebración fue organizada con semanas de anticipación y en redes sociales compartieron el cartel del jaripeo en el que se anunció a los participantes y el grupo musical que amenizaría la fiesta.

El municipio de Tepecoacuilco de Trujano no está libre de coronavirus, la Secretaría de Salud estatal registra 23 casos acumulados y 6 muertes.

El jaripeo se realizó unas horas después de que el gobernador Héctor Astudillo Flores pidió suspender todas las fiestas religiosas y patronales “ya que podrían hacernos volver a semáforo rojo” del Covid.

Sin embargo, no es la única celebración, en el municipio de Xalpatláhuac, región Montaña se realizará otro jaripeo el miércoles 5 de agosto en honor al Señor santo entierro.

La confirmación de la celebración a través de redes sociales fue acompaña con el cartel en el que se anuncia los ranchos que participarán en el jaripeo.

De acuerdo con la publicación, la fiesta es patrocinada por “paisanos” radicados en Nueva York, Estados Unidos.

La Secretaría de Migrantes y Asuntos Internacionales del gobierno del estado registra la muerte de 173 guerrerenses en Estados Unidos por Covid, la mayoría en Nueva York y originarios de la región Montaña.

El 12 de julio llegaron a Guerrero las cenizas de 23 personas fallecidas por Covid en EU.

La Secretaría de Salud registra cuatro casos de Covid y una muerte en Xalpatláhuac.

Ayer, feligreses católicos salieron a las calles de Dos Caminos (Julián Blanco), municipio de Chilpancingo, para acompañar la imagen de Santiago Apóstol, en el marco de su festividad sin que se respetaran medidas sanitarias.

El 2 de julio en Guerrero cambió el semáforo Covid de rojo a naranja y con ello se reactivó la actividad económica que incluye el sector turístico a un 30%.