Guerrero.- El estado de Guerrero está entre las 20 entidades federativas donde las empresas constructoras del sector público reportaron las peores pérdidas en el valor de la producción en los últimos 15 años.

De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el valor de la producción generado por las empresas constructoras del sector público a nivel nacional cayó 14.7% a tasa anual real durante el primer bimestre del 2017, que significó la peor caída en 15 años, considerando sólo el periodo enero-febrero.

Entre los estados con mayor depreciación se encuentran Tlaxcala (88.6%), San Luis Potosí (79.1%), Tabasco (74.8%), Guerrero (68.6%) y Michoacán (59.1 por ciento).

Mientras los estados con variaciones positivas en obra pública, los mayores niveles de crecimiento se dieron en Estado de México (65.1%), Coahuila (107.4%), Sonora (117.2%), Quintana Roo (169.9%) y Morelos (443.2 por ciento).

En este sector, las entidades que más aportaron en los primeros dos meses del año fueron Estado de México (13.2% del total del valor de la producción), Veracruz (8.3%), Guanajuato (6.2%), Jalisco (6.1%), Ciudad de México (6.0%) y Sonora (5.3%); de hecho, la obra pública representa 38.4% de la construcción nacional, es decir, 61.6% es para el sector privado.

Constructores

Kristobal Meléndez, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), informó que la caída en el país corresponde con los recortes presupuestarios del gobierno federal, principalmente, en obra pública.

“En este año se intensificaron los recortes en inversión pública, algunos en construcción de carreteras y en el Ramo 23, que corresponde con urbanismo”.

Entidades con crecimiento

En los primeros dos meses del año, ocho entidades exhibieron crecimientos anuales en los sectores público y privado: Aguascalientes, Chiapas, Coahuila, Guanajuato, Estado de México, Morelos, Querétaro y Quintana Roo.

Kristobal Meléndez explicó que algunos estados no sufrieron recortes y mantienen proyectos, como el tren suburbano, en el Estado de México, que une la Ciudad de México con Toluca; otras entidades, como Quintana Roo, siguen con inversión hotelera importante.

Enfatizó que la región sur, como en Chiapas, ha tenido recortes pero se ha tratado de minimizarlos, por lo que en el futuro se piensa incrementar la inversión pública, al identificar una desigualdad con la zona norte.

“El sur se queda ligeramente con mayor inversión pública en comparación con algunas zonas del norte o del centro, esto, porcentualmente, porque si se miden los niveles que tiene el sur, todavía está muy rezagado”, resaltó Kristobal Meléndez.

El especialista de la EBC destacó que en entidades industriales como Guanajuato la edificación ha jugado un papel importante en los últimos años, lo que ha ayudado al crecimiento en ambos sectores.

Por otro lado, siete estados mostraron disminuciones en ambos sectores: Campeche, Chihuahua, Tlaxcala, Veracruz, Tabasco, Nuevo León y Oaxaca.

Al respecto, el analista del CIEP dijo que las entidades petroleras han tenido retrocesos en todos los sectores, lo que explica la caída en el público y privado.

Acotó que Oaxaca ha asumido un ligero retroceso en sus niveles de inversión y de construcción, sin embargo, se espera que tenga una recuperación con el proyecto de las Zonas Económicas Especiales.

Así, de los 17 territorios mexicanos que ostentaron crecimiento en un sector y disminución en otro, sobresalen Tamaulipas, Durango, Jalisco, Sonora, Baja California, Ciudad de México, San Luis Potosí, Michoacán y Puebla.