Guerrero.- La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) reprochó la falta de voluntad política de los diputados locales para dictaminar la iniciativa de reforma constitucional en materia de derechos de los pueblos indígenas y afromexicanos presentada en diciembre de 2019.

En un escrito dirigido a la Mesa Directiva del Congreso, los coordinadores de cinco casas de justicia advirtieron movilización de más de 200 pueblos para exigir la aprobación de la reforma a ocho meses de haber sido presentada la iniciativa por el presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas y Afromexicanos, Aristóteles Tito Arroyo y otros diputados.

“Los coordinadores de las casas de justicia de la CRAC-PC observamos con preocupación la omisión y postergación del dictamen de dicha iniciativa y por tal motivo nos veremos en la necesidad de realizar una movilización de todos nuestros pueblos aun cuando se encuentra en riesgo nuestra salud por motivo de la pandemia ocasionada por el coronavirus para exigir que los diputados hagan su trabajo de legislar”, indica el escrito.

La CRAC sostuvo que harán todo lo posible porque se les reconozca sus derechos, aunque eso implique "que para hacernos escuchar tengamos que romper las medidas sanitarias y tengamos que concentrarnos masivamente para que escuchen nuestra exigencia".

De lo que suceda con la salud de los pueblos a causa de la movilización "hacemos responsables a las diputadas y diputados por su omisión legislativa y por dar la espalda a los pueblos indígenas y afromexicanos".

En el último encuentro con los diputados el 1 de julio se comprometieron a iniciar el análisis y la discusión de la iniciativa con la participación de una representación de las organizaciones impulsoras de las reformas, sin embargo, desde entonces nada ha sucedido.

Contrario al compromiso, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) "ha manifestado la oposición a la iniciativa, mediante varios argumentos sin sustentos: que los anexos que corroboran la consulta a los pueblos no se adjuntaron a la iniciativa, que la consulta no cumplió los requisitos legales, entre otras".

"No es posible que desde el año pasado la iniciativa no haya merecido la más mínima consideración y su posición la hayan expresado hasta el mes de julio de este año ante nuestras exigencias y denuncias de omisión legislativa", reprochó la CRAC.

En el escrito señalan que las más de 200 comunidades que integran la Crac en la Costa Chica y la Montaña les indigna y ofende que se descalifique la consulta, el diálogo y debate que sostuvieron los pueblos para enriquecer la iniciativa presentada.

El documento es firmado por los coordinadores de las casas de justicia de San Luis Acatlán; Espino Blanco; Caxitepec, Las Junta; El Paraíso; y Zitlaltepec.