El senador René Juárez Cisneros informó que hay puntos de discusión en el Senado sobre la iniciativa para crear la policía estatal única, porque “no se puede medir con el mismo rasero a todas las policías municipales del país”. Aseguró que se busca que los ayuntamientos con policías acreditadas tengan su propia capacidad de respuesta. Aunque en el caso de Guerrero, aclaró, es fundamental su operación porque es uno de los estados en donde se requiere fortalecer los cuerpos policiacos. Entrevistado al término del 22 aniversario luctuoso de Luis Donaldo Colosio, este día en esta ciudad, dijo que hay muchos municipios en los que la policía estatal única tendrá que reforzar la seguridad de manera total; añadió que en los casos en los que existen policías municipales acreditadas, se creará “una especie de policía mixta”, con el fin de que los ayuntamientos tengan su propia fuerza de reacción. Informó que la iniciativa para la creación de la policía estatal única presentada por la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) ya es analizada en las comisiones correspondientes, y adelantó que será en abril próximo cuando el tema sea discutido en el Senado. Aseguró que la iniciativa para la creación de la policía estatal única será aprobada por el Congreso del Unión, aunque aclaró que no es única solución para los problemas de inseguridad, sino una medida que abone a disminuir los índices de violencia. En febrero pasado, la CONAGO presentó al Senado la iniciativa para la creación de la policía estatal única que pretende el desarme temporal de mil 800 policías municipales, y que esos agentes desarmados cumplan con acciones como hacer cumplir los bandos de reglamento y buen gobierno. Las policías estatales únicas serían las encargadas de delitos e investigación, como un solo cuerpo y una sola estrategia para mayor combate al crimen organizado. En otro temas, Juárez Cisneros se declaró en favor de la propuesta del gobernador Héctor Astudillo Flores sobre la legalización de la amapola con fines médicos, aunque aclaró que debe discutirse mediante distintos debates. Consideró que la propuesta del gobernador es una expresión de preocupación a los ciudadanos “sobre lo que está enfrentando Guerrero”, y dijo apoyarlo, sin argumentar el respaldo, ni su posición en favor de la legalización de la amapola. Al cuestionársele si es viable la propuesta, respondió que tiene que debatirse, “y si después de la discusión se acuerda que aquello que se consensa sirve, hay que impulsarlo”.