Chilpancingo. El estado de Guerrero es considerado por la federación como una de las entidades más violentas del país y trabajan para el fortalecimiento de las instituciones, declaró el subsecretario de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alberto Begné Guerra.

Esta tarde el funcionario federal sostuvo un encuentro con el alcalde Marco Antonio Leyva Mena e integrantes del Cabildo en las instalaciones del ayuntamiento donde hicieron un balance de las acciones que han emprendido las autoridades municipales en coordinación con el Programa Nacional de Prevención del Delito (PRONAPRED).

El acto se desarrolló en la sala de Cabildo, donde Leyva Mena a través de diapositivas explicó a Begné Guerra las acciones que han emprendido en prevención del delito, resaltando el programa Vecino Vigilante, jornadas comunitarias, actividades físicas, arte urbano, talleres, entre otras acciones “que son las metas cumplidas”.

Durante su intervención, Begné Guerra dijo que el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, han pedido que Guerrero sea prioridad en los trabajos de prevención del delito.

Al concluir el encuentro y a pregunta expresa, Begné Guerra dijo que la federación “estamos dando la más alta prioridad” a Guerrero en prevención social de la violencia y la delincuencia, pues la entidad es donde se registra el mayor índice de hechos de violencia del país.

Po lo cual Guerrero es la entidad que mayor presupuesto recibe para la prevención del delito y sólo en Chilpancingo se designan 25 millones de pesos anuales.

Aseguró que están dando resultado, pese a los hechos de violencia que se registraron la semana pasada en la Costera de Acapulco. En referencia a la balacera que se registró entre policías federales y presuntos integrantes de la delincuencia organizada.

Aseveró que la federación tiene que hacerse cargo del “debilitamiento de la vida institucional y del daño al tejido social que se vivió en los últimos años en el estado. La reconstrucción del tejido social y respaldo para el fortalecimiento de las capacidades institucionales y el gobierno federal está comprometido”.