Chilpancingo, Guerrero.- En los últimos dos años, sólo se han dictado cuatro sentencias por el delito de trata de personas en Guerrero, de las cuales, una fue absolutoria, y tres fueron condenatorias, reveló la titular de la Comisión Intersecretarial para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Material de Trata, América Nava.

Mientras que la fiscal para Delitos de Violencia contra la Mujer y Trata de Personas de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, Ángela Quiroga, señaló que factores como la pobreza, falta de educación, conflictos armados, violencia intrafamiliar y el tránsito de migrantes aumentan las probabilidades para la comisión de estos delitos.

“Nadie entiende que esto es un delito, todos ustedes pueden coincidir con lo que digo, en muchas ocasiones el hecho de que a una niña se le ponga a disposición para tener relaciones sexuales, en algunos sectores no se considera ni siquiera una actividad reprochable”, comentó Quiroga.

Ambas funcionarias participaron en la mesa de trabajo “Trata de Personas” que organizó la Comisión de Justicia del Congreso local, con la finalidad de recabar información para la elaboración de la Ley de Trata de Personas que este semestre se emitirá en Guerrero, y que se armonizará con la constitución federal.

Ángela Quiroga, señaló que la urgencia de legislar sobre el tema en Guerrero no es diferente a la que existe en otras regiones del país, ya que se trata de un delito que está en crecimiento, y es común, pues la trata de personas, refirió, no sólo se trata de abuso sexual, sino de todo tipo de explotación que reditué en beneficios económicos a  un tercero.

“Los niños que piden permanentemente dinero en la calle y entregan ese dinero a un adulto o a otras redes más grandes, esto no se rechaza en la sociedad, eso lo vemos siempre, la mendicidad forzada es delito de trata de personas, es un delito con el que convivimos todos todo el tiempo”, señaló.

Dijo que la responsabilidad más importante para atacar el delito la tienen las entidades federativas, en dependencias como las Fiscalías, los Tribunales Superiores de Justicia, las Legislaturas y las Comisiones estatales de Derechos Humanos.

Comentó que dada la complejidad de perseguir y sancionar el delito de trata de personas, ya que son pocas las denuncias que se hacen al respecto, la prevención es la medida más eficaz para erradicar esta actividad, por lo que tienen que involucrarse otras dependencias, además de las encargadas de procuración de justicia, como salud o educación.