Acapulco, Guerrero.- La presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, señaló que es necesario atender a los municipios con altos índices de violencia y de inseguridad.

Enlisto que estos municipios son Chilpancingo, Chilapa, Acapulco y algunos de Tierra Caliente.

"En los lugares donde hay mayor violencia se debe poner mayor enfásis como Chilpancingo, Chilapa, Acapulco y Tierra Caliente, porque todos estos problemas son producto del abandono y el descuido de las autoridades que han sumido a la población en la pobreza y la miseria; todo lo que se vive en Guerrero es parte de la impunidad y la corrupción", consideró la alcaldesa.

Román Ocampo indicó que la Guardia Nacional será un gran apoyo, porque se contará con diferentes corporaciones, además de que harán labores para que bajen los índices de homicidios dolosos, la violencia e inseguridad.

La alcaldesa fue categórica al afirmar que la síndica, Leticia Castro, debe de dar de bajo a los 500 agentes municipales que no han pesado sus exámenes de control y confianza.

Defendió la ausencia de sus laboras del titular de la SSP, Gerardo Rosas Azamar, pues se le acusa sin fundamento.