De acuerdo con el Primer informe semestral 2015: Más violencia, más silencio elaborado por la organización Artículo 19 (Article 19, en inglés), el estado de Guerrero es el que registró la mayor cantidad de agresiones en los primeros seis meses del año en curso.

“Guerrero, uno de los epicentros de violaciones graves a derechos humanos, pasó de tener 28 agresiones en 2014 a 38 tan sólo en el primer semestre de 2015; incluyendo un homicidio, un secuestro y una retención ilegal”, señala el texto.

La mayoría de las agresiones se tratan de ataques físicos y materiales, así como amenazas. Los municipios con mayor cantidad de casos son Iguala, con cinco; Acapulco, con seis; y Chilapa, donde “sólo en el mes de mayo Article 19 documentó 15 agresiones a periodistas por parte de integrantes del crimen organizado”.

Asimismo, señalan que Guerrero superó al Distrito Federal, que en 2014 encabezaba la lista y que en este semestre lleva 33 agresiones registradas. En tercer lugar se ubica Puebla, con 29 agresiones, “trece agresiones más que el total registrado para esa entidad federativa en todo 2014”.

En el informe, el estado tiene su propio apartado titulado Guerrero, foco rojo para periodistas, en el que señala que “la mayoría de las agresiones documentadas se concentraron en los municipios de Acapulco, Iguala, Chilapa, Tixtla y Tlapa; termómetro de la situación de violencia en las zonas donde impera la violencia, el crimen organizado y la falta de instituciones sólidas”.

Según un histórico realizado con sus datos, desde 2012 se ha disparado la cantidad de ataques contra la prensa. Fueron cuatro agresiones en 2012; 17 en 2013; y 28 en 2014.

Sin embargo, destacan que pese a encabezar la lista en este rubro, no es el estado más peligroso para ejercer el periodismo en nuestro país.

“Veracruz continúa como una de las regiones más peligrosas para la prensa en el mundo; se registraron tres asesinatos, que suman ya 18 desde 2000”.

Asimismo, señala que tan sólo durante la jornada electoral, el país registró 37 agresiones, y Guerrero aparece en segundo lugar con siete casos.

“Article 19 logró documentar 37 agresiones contra la prensa en dicha jornada. El estado donde más se registraron agresiones fue Oaxaca con ocho; le siguen Guerrero con siete, Puebla con cinco, y Veracruz y Jalisco con cuatro cada uno. Dieciocho fueron ataques físicos y materiales, nueve ataques a medios de comunicación, siete amenazas y tres privaciones de la libertad”, explican.

Y en otro apartado agregan: “Guerrero fue uno de los estados en donde el contexto electoral resultó más adverso en contra de comunicadores y manifestantes”.

“Los principales agresores de la prensa en elecciones fueron persona y militantes de partidos políticos, responsables de 12 casos. Le siguen miembros de organizaciones sindicales con ocho casos y funcionarios con cuatro”.

El informe concluye: “Por todo esto, la impunidad en la gran mayoría de los casos de agresiones, alimentada por la inacción gubernamental, permite que la violencia continúe. Las autoridades han sido omisas en su obligación por garantizar el ejercicio pleno de los derechos humanos en México”.

Artículo 19 se fundó en Londres, Reino Unido, en 1987, y toma su nombre del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La Oficina para México y Centroamérica inició operaciones en 2006.

En su página web, se definen como “una organización independiente y apartidista que promueve y defiende el avance progresivo de los derechos de libertad de expresión y acceso a la información de todas las personas, de acuerdo a los más altos estándares internacionales de Derechos Humanos, contribuyendo así al fortalecimiento de la democracia”.