Guerrero.- Las autoridades estatales han reconocido que no existe control en el tráfico de armas en Guerrero, lo que ha convertido en la entidad en un arsenal donde cada vez aparecen armas más poderosas en manos de los criminales, desde fusiles alemanes HK 93A con lanzagranadas, hasta explosivos C-4. De acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), del estado, en lo que va de este mes se han decomisado por lo menos 40 armas, 15 de ellas largas, cartuchos útiles, explosivos, y equipo táctico y han detenido a 26 personas. Se desconoce si han sido vinculadas a procesos. Entre el armamento decomisado se encuentran fusiles de fabricación alemana, así como potentes explosivos. El cuatro de marzo en la sierra de Guerrero fueron detenidas cuatro personas a quienes les decomisaron nueve armas largas, entre las que se encontraba un fusil modelo HK 93A, de la empresa alemana Heckler and Koch. Además, un aditamento lanzagranadas, 26 cargadores para diferentes tipos de armas, mil 216 cartuchos útiles de diferentes calibres, presunta goma de opio liquida, equipo táctico y un “poderoso” explosivo de gran alcance denominado C4. El martes la Procuraduría General de la República (PGR), el Ejército mexicano y la policía estatal catearon un domicilio en la comunidad de La Soledad, municipio de San Marcos, donde incautaron cuatro armas largas, 10 cortas, 28 cargadores y más de 2 mil cartuchos útiles, además detuvieron a nueve personas. A inicio de este mes también en la sierra de Guerrero, las autoridades localizaron en un vehículo un fusil AR-15, dos pistolas tipo escuadra 9 milímetros, además de un fusil mine 14, y cartuchos útiles. A ellos se suman la detención de 17 personas más en Zihuatanejo, Acapulco, la Costa Chica, y Tierra Caliente por portación de arma de fuego, quienes de acuerdo con la SSP son presentados ante las autoridades competentes, pero se desconoce su situación legal. El martes al acudir a la ceremonia de destrucción de armamento en la Novena Región Militar, el gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció que uno de los problemas que generan los hechos delictivos cotidianos del estado es la gran cantidad de armamento que hay entre los guerrerenses. Por su parte el vocero, Álvarez Heredia hizo un llamado a la federación para que se reduzca el tráfico ilegal de armas hacía la entidad.