México.- El recrudecimiento de los niveles de violencia se hizo presente ayer en tres estados del país; en dos fueron localizados cuerpos desmembrados de un jefe policiaco y de un presunto líder delincuencial, mientras que en Chiapas un menor de 11 años fue la víctima.

En Chilpancingo, Guerrero, a unos metros del Palacio de Gobierno, fue encontrado desmembrado en bolsas de plástico el coordinador de la Policía Estatal en la región norte del estado, Domingo Tlatempa Vázquez.

El vocero del Grupo Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, informó que el mando policial fue privado de su libertad la noche del lunes cuando llegaba a su domicilio, en el municipio de Tixtla, para descansar.

El martes, los restos de Tlatempa Vázquez fueron hallados alrededor de las 9:00 de la noche en dos bolsas de plástico color negro en la calle Recursos Hidráulicos.

Tlatempa Vázquez fungía como coordinador de la Policía Estatal en la región norte y tenía a su cargo a los cuatro agentes que fueron atacados el domingo 18 de noviembre por un grupo armado en la comunidad de San Juan Tenería, en Taxco, y en el que murieron tres policías y un paramédico de la Cruz Roja.

Este año, en Guerrero han sido asesinados 33 agentes y militares; 17 eran policías estatales, nueve municipales, cinco elementos del Ejército y dos policías ministeriales.

En Monterrey, Nuevo León, la mañana de ayer fueron localizados en hieleras restos humanos que fueron abandonados con un mensaje en las inmediaciones de los penales de Cadereyta, Apodaca y Topo Chico.

En rueda de prensa, el vicefiscal de Ministerios Públicos de Nuevo León, Luis Enrique Orozco, informó que los restos mutilados encontrados en las hieleras corresponden a un líder criminal tamaulipeco sustraído la noche del martes de una funeraria de Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde era velado.

Explicó que el cuerpo fue llevado por sicarios armados hasta el área metropolitana de Nuevo León para ser cortado en partes, colocado en hieleras y abandonado en las inmediaciones de los penales.

Fuentes extraoficiales indicaron que el cuerpo correspondía a Luis Reyes Enríquez, alias El Z12 o El Rex, asesinado a puñaladas en el penal de Nuevo Laredo, Tamaulipas, la semana pasada. Presuntamente, durante la sustracción del cuerpo del líder criminal fueron ejecutadas al menos dos personas en la funeraria.

Degüellan a menor. En el municipio de San Juan Cancuc, Chiapas, un niño indígena de 11 años, de la etnia tzeltal, fue asesinado en la comunidad Chojchow, ubicada a unos seis kilómetros de la cabecera municipal.

El menor llevaba 24 horas desaparecido. Sus padres no le pusieron un nombre y tampoco habían acudido ante el Registro Civil para asentarlo en los libros de San Juan Cancuc.

De acuerdo con las primeras investigaciones, después de que el niño habló con sus amigos, se encontró a un joven identificado como Lorenzo “N”, quien le pidió que lo acompañara, pero en el camino lo atacó con un arma blanca.

El agresor lo hirió primero en el hombro y luego le hizo un corte en el cuello que provocó que el menor cayera entre la hojarasca y ya no pudo levantarse.

Esa mañana soleada el niño murió en esa pendiente, al pie de un árbol que sirve para darle sombra a los cafetales.

Pasaron 24 horas para dar con el paradero del menor que se encontraba en una posición de cúbito dorsal, con sangre seca en el cuello y en la espalda.