Guerrero.- El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que en Guerrero la pandemia va a la baja, han disminuido de manera notoria los contagios y muertes por Covid-19, y “muy pronto” se regresará a la normalidad.

Este viernes el presidente encabezó desde Acapulco la conferencia matutina donde destacó también la disminución de la incidencia delictiva en el puerto.

“Hemos estado atendido los afectos de la pandemia en Guerrero y en todo el país. Hubo un momento crítico en Acapulco-por los contagios-y se reforzó, intervenimos todos en coordinación con el gobernador, no se nos saturaron los hospitales, estuvieron a punto de la saturación”, comentó.

“Afortunadamente ya en el caso de Guerrero habido una disminución tanto de infectados como de fallecidos notoria en Acapulco y en la entidad”.

“Mi pronóstico es que pronto, muy pronto, se va a regresar a la normalidad. Ya se está regresando a la actividad productiva, al turismo en Acapulco, pero cálculo que en un mes dos meses ya vamos a tener condiciones muy favorables”.

El presidente destacó también que en Acapulco ha habido “una disminución considerable de la violencia”.

“Puede no haber pandemia y puede haber playas muy bellas, pero si no hay seguridad no se avanza, y se tiene mayor seguridad en Acapulco que es importante”, comentó.

Al iniciar la conferencia, el presidente destacó el trabajo del gobernador Héctor Astudillo Flores quien cuenta con el “todo el apoyo” del gobierno federal.

En su intervención, Héctor Astudillo dijo que gracias a la coordinación con el gobierno federal ha permitido que los números en materia de seguridad en Guerrero “tiene una notable mejoría” y destacó el caso de Acapulco.

“Acapulco es un ejemplo de una ciudad que ha disminuido notablemente sus números en los indicadores delictivos”, destacó Astudillo.

Esta mañana el presidente realiza un recorrido por el Parque Papagayo para supervisar los trabajos de remodelación en la zona.