Chilpancingo, Guerrero.- A casi 48 horas del presunto secuestro del ex diputado federal y expresidente del municipio de Zirándaro, Catalino Duarte Ortuño, familiares no han denunciado de manera oficial el hecho, confirmaron autoridades de justicia en Guerrero.

Consultados por separado, el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Xavier Olea Peláez, y el vocero de seguridad del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, indicaron que no existe denuncia de manera formal por el presunto secuestro.

El exdiputado local y federal de Tierra Caliente, quien contendió en las recientes elecciones por el distrito 17 para la diputación local en contra de Saúl Beltrán Orozco, habría sido secuestrado el pasado miércoles por la noche de acuerdo a la dirigencia estatal del PRD.

Saúl Beltrán Orozco es el diputado local priista que actualmente enfrenta un proceso para retirarle la inmunidad como legislador y hacer efectiva una orden de aprehensión que hay en su contra por homicidio. Además, Beltrán Orozco ha reconocido públicamente su relación de compadrazgo con Raybel Jacobo de Almonte, “El Tequilero”, señalado por los gobiernos estatal y federal como líder de la banda criminal que lleva su apodo.

“La Fiscalía General del Estado y la Policía Estatal investigó la veracidad (de los hechos) pero la familia no ha presentado denuncias”, señaló Álvarez Heredia.

“No tenemos denuncias, se sigue investigando, se sigue investigando”, dijo por su parte Olea Peláez.

A pesar de las declaraciones y exigencias del PRD respecto al caso de Catalino Duarte, de acuerdo con el vocero de seguridad de Guerrero, “para nosotros no hay nada confirmado”, toda vez que los familiares de la presunta víctima no han formalizado la denuncia.

Duarte Ortuño aceptó, a finales de 2016, estar detrás de grupos de autodefensas como el Movimiento por la Paz en San Miguel Totolapan, grupo acusado de vínculos con el cártel La Familia Michoacana, que a su vez, mantiene una disputa con Los Tequileros, en busca del control de la zona.

Tan sólo en la última semana, la región de Tierra Caliente vivió el asesinato de dos políticos: el ex diputado Roger Arellano, en Acapetlahuaya, y el suplente del diputado local Saúl Beltrán, Modesto Carranza Catalán, en Ciudad Altamirano.

Ambos crímenes están relacionados con disputas de carácter criminal, según declaraciones de familiares.