El plazo de un año que el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores pidió para disminuir la violencia en la entidad es demasiado, manifestó la coordinadora de la Fracción Parlamentaria del PRD en el Congreso local, Erika Alcaraz Sosa.

La diputada local fue cuestionada sobre el plazo que el gobernador, Héctor Astudillo Flores propuso en entrevista a un medio nacional; Alcaraz Sosa señaló que un año es demasiado para cumplir la promesa de orden y paz que el mandatario ofreció durante su campaña electoral.

En entrevista, la perredista indicó que el tema de seguridad pública en Guerrero “se le ha visto muy complicado al gobernador” y consideró que le ha faltado determinación para combatir al crimen.

Reconoció que la Fracción Parlamentaria perredista no conoce a detalle las estrategias de seguridad implementadas por el gobierno estatal y federal, pero afirmó que el plazo de un año fijado por el mandatario es muy largo.

“Nos sentimos indignados como la ciudadanía; creo que la ciudadanía puede sentirse indignada porque el orden y paz que se prometió, al contrario, ha aumentado, ha empeorado”, expresó

Dijo que, cada día, los índices de delincuencia aumentan; “los crímenes arteros aumentan y no podemos justificarlos en rendiciones de cuentas, es algo injustificable pero, aunado a eso, ha estado habiendo manifestaciones de sindicatos, organizaciones sociales, creo que se está yendo de control”, señaló.

La legisladora advirtió que es momento de hacer un cambio en las estrategias de seguridad en Guerrero,  ya que las anteriores han fallado.

Refirió que las medidas anunciadas ayer por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong tras sostener diversas reuniones en Acapulco, deben tener una “verdadera denotación en la seguridad del estado” pues apuntó que las familias viven en estado de zozobra ante el clima de violencia que prevalece en la entidad.

“Habremos de apoyar las estrategias que el gobierno decida implementar y que vayan encaminadas a la seguridad de la ciudanía, pero si el gobernador dice que un año, pues en un año estaremos esperando que esté restablecido el orden y paz, pero creo que no podemos ponernos plazos tan largos”, añadió.

Expuso que, al corto plazo, deben verse cambios y reducir los actos delictivos; “menos muerte por que esto ya es inaudito, la gente ya no puede ni  salir  a comprar, ya no porque la deba, sino porque la tenga que pagar por cruzarse en un camino”.

Respecto a que miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) asuman la gestión de los Centros Estatales de Control,  Comando, Comunicaciones, Cómputo (C-4), Alcaraz Sosa dijo estar de acuerdo y dijo que el PRD no obstruirá las estrategias que se implemente por el gobierno federal y del estado, pero urgió que estas den resultados a la brevedad.

Abundó  que se debe realizar un análisis de la situación que se vive en todo el estado,  pues dijo que hay muchos presidentes municipales amenazados y extorsionados  por la delincuencia organizada, “pero han pasado a segundo término” porque  Acapulco es el tema central respecto de la inseguridad en Guerrero.

“Debemos ayudar a todos los alcaldes, me parece correcto que el C-4 este a cargo de militares, pero que ojalá esa estrategia de resultados, que se vea en los hechos y que ola de violencia que azota a Guerrero dé marcha atrás”, dijo.