Chilpancingo, Guerrero.- El pleno del Congreso local aprobó diversas reformas a la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Guerrero para reconocer la violencia política contra las mujeres en razón de género, acciones que podrán sancionarse en el próximo proceso electoral.

Otra de las reformas aprobadas establece la obligación de los partidos políticos de registrar candidaturas de origen indígena o afromexicano para las diputaciones de mayoría relativa e integrantes de los ayuntamientos.

Además, se busca que en los cargos de elección popular de 2021, se garantice la conformación total de 50% mujeres y 50% hombres.

Los diputados realizaron dos sesiones este lunes en la explanada del Congreso para aprobar dichas reformas de cara al proceso electoral que inicia en septiembre de este año.

Al presentar el dictamen las Comisiones Unidas de Justicia y Para la Igualdad de Género, reconocieron que la violencia contra las mujeres es una realidad a medida que aumenta su participación en la política, pues su presencia desafía el statu quo y obliga a una nueva distribución del poder.

Sanciones a partidos

La violencia política contra las mujeres en razón de género se define como “toda acción u omisión, incluida la tolerancia, basada en elementos de género y ejercida dentro de las esferas pública o privada, que tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos políticos y electorales de una o varias mujeres”.

Además, “el acceso al pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a su cargo, labor o actividad, el libre desarrollo de la función pública, la toma de decisiones, la libertad de organización, así como el acceso y ejercicio a las prerrogativas tratándose de precandidaturas, candidaturas, funciones o cargos públicos del mismo tipo”.

Se entenderá que las acciones u omisiones se basan en elementos de género, cuando se dirigen a una mujer por ser mujer, le afecten desproporcionadamente o tengan un impacto diferenciado en ella.

Con la reforma se advierte que los partidos políticos podrán ser sancionados con la reducción de hasta el 50 por ciento del financiamiento público que les corresponda si incumplen las obligaciones para prevenir, atender y erradicar la violencia política contra las mujeres.

Y cuando se trate de casos graves y reiteradas conductas que incumplan esas obligaciones serán sancionados con la suspensión de su registro o acreditación en el estado.

En otro tema se aprobó un dictamen de reforma a la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales para que en la asignación de cargos de elección popular -diputadas y diputados locales e integrantes de ayuntamientos-, se garantice la conformación total de 50% mujeres y 50% hombres.

Participación indígena

Los diputados aprobaron por mayoría de votos el dictamen con proyecto de decreto por el que se adicionan los artículos 13 Bis y 272 Bis a la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Guerrero, en vías de cumplimiento a la resolución derivada del Juicio para la Protección de los Derechos Políticos Electorales expediente número SCM-JDC-402/2018.

Y con lo que se establece la obligación de los partidos políticos de registrar candidaturas de origen indígena o afromexicano para las diputaciones de mayoría relativa e integrantes de los ayuntamientos.

Se establece que los partidos políticos deberán postular fórmulas de candidaturas a diputadas o diputados de mayoría relativa de origen indígena o afromexicana en, por lo menos, la mitad de los distritos en los que la población indígena o afromexicana sea igual o mayor al 40% del total de la población del distrito conforme al último censo de población del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Para el registro de las fórmulas de diputado de origen indígena o afromexicana, el partido político o coalición deberá presentar elementos con los que acrediten una autoadscripción calificada basada en constancias con elementos objetivos que demuestren la pertenencia al mismo y el vínculo que el candidato tiene con su comunidad, a través de:

Haber prestado en algún momento servicios comunitarios, o desempeñados cargos tradicionales en la comunidad, población o distrito por el que pretenda ser postulado.

Participar en reuniones de trabajo tendiente a mejorar dichas instituciones o para resolver los conflictos que se presenten en torno a ellas, dentro la población, comunidad o distrito indígena o afromexicano por el que pretenda ser postulado.

Ser representante de alguna comunidad o asociación indígena o afromexicano que tenga como finalidad mejorar o conservar sus instituciones.

O en su caso, presentar constancia expedida por autoridad debidamente facultada para calificar la autoadscripción de la candidata o candidato como integrante de alguna población indígena o afromexicana.

La reforma aplica también para la integración de los ayuntamientos, los partidos políticos deberán postular, en por lo menos la mitad de los municipios, el 50% de candidatas o candidatos de origen  indígena o afromexicana en planilla de presidente, síndico o síndicos, así como en la lista de regidores, para integrar los ayuntamientos, observando la paridad de género en la postulación.