Guerrero.- El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Manuel Toledo Manzur, dijo que el gobierno federal no autorizará la construcción de ninguna presa en la que los pobladores no estén de acuerdo refiriéndose al proyecto de la presa La Parota en Guerrero.

Toledo Manzur participó en el segundo día del Foro Consultivo 2020, La UAGro y su integración al desarrollo estatal y nacional como actor estratégico, realizado en Acapulco.

Entrevistado al concluir el evento, se le preguntó por los proyectos de construcción de presas en el país. El secretario aseguró que no se autorizará ninguna en la que los ciudadanos no estén de acuerdo.

“Ni una presa más es una decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador. En la Semarnat no vamos a permitir una presa más, aunque hay por ahí algunos intentos en algunos estados”, dijo.

Explicó que las presas que ya estaba en proceso de construcción desde años anteriores se están intentando terminar, pero siempre con la aprobación de los ciudadanos

“Tenemos varios casos en las que las presas y es el caso de aquí (en Guerrero) de la presa La Parota en la que si los ciudadanos consultados no aceptan la presa, la presa no se construye. Ya es una tecnología obsoleta las presas”, comentó.

En enero, López Obrador afirmó que en México no se construirán nuevas presas y que el proyecto de La Parota, en Guerrero, está cancelado.

Explicó que en lugar de construir nuevas presas se van a actualizar las turbinas de las presas que hay para aumentar la capacidad de producción aprovechando la misma infraestructura.

En otro tema, al secretario se le preguntó por la contaminación de las playas, observación que realizado en varias ocasiones la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) al puerto de Acapulco.

Toledo Manzur dijo que en el tema de las playas “hay un enorme reto” porque el gobierno de AMLO recibió un país devastado, y en el caso de las playas y costas no es la excepción, y denunció que hubo corrupción en proyectos turísticos.

Se refirió también al trabajo de la UAGro, y consideró que la máxima casa de estudios está cumpliendo los objetivos, al contar con casas de estudiantes y comedores universitarios para apoyar a los estudiantes que menos tienen.

Lo que sigue, dijo, es que frente a la crisis que hay en Guerrero y el país, la Universidad tiene que localizar “las resistencias y regiones de esperanza que hay en Guerrero para coadyuvar y que nos permitan salir de la crisis”.