Chilpancingo, Guerrero.- En medio de la pandemia a causa del coronavirus y sin ninguna medida de protección, 260 jornaleros de la Montaña acompañados de sus menores hijos salieron rumbo a Chihuahua para emplearse en campos agrícolas.

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan informó que los jornaleros son de los municipios de Cochoapa el Grande, Tlapa y Tlacoachistlahuaca, quienes “emprendieron el viacrucis a los campos agrícolas de Chihuahua al corte de chile jalapeño”.

“Buscan el pan de cada día. Hombres, mujeres y la niñez indígena de la Montaña de Guerrero que padecen el látigo de la pobreza buscan la esperanza en los surcos de la explotación”, escribió el organismo en sus redes sociales.

“Dejarse morir es quedarse en las tierras agrestes de la Montaña. Hoy cinco autobuses con 260 jornaleras y jornaleros salieron de Tlapa para emplearse en los campos agrícolas, con un pago de 150 pesos el jornal”.

Los jornaleros no son acompañados por ninguna autoridad que supervise las condiciones de trabajo en las que estarán.

Se desconoce también si alguna autoridad supervisará que las empresas apliquen medidas sanitarias en los campos de cultivos y los campamentos para evitar contagios de coronavirus entre los jornaleros.