Chilpancingo, Guerrero.- El estado de Guerrero sin violencia estaría “con toda normalidad”, afirmó el gobernador, Héctor Astudillo Flores, esto pese a las estadísticas nacionales en marginación, infraestructura educativa, desarrollo social y económico.

El mandatario entregó la mañana de este miércoles 150 microcréditos a empresarios, acto que se realizó en la residencia oficial Casa Guerrero, en donde señaló que acciones como estás se deben seguir realizando en tanto logran atacar la violencia y sus consecuencias.

"Creo que Guerrero, si no tuviéramos este grave problema de la violencia, estaríamos en un estado de toda normalidad,  este es un gran reto y gran pendiente que  hay que seguirlo atendiendo", señaló.

Recordó que están por cumplirse  11 meses de su gobierno, los cuales dijo, han sido una "enorme posibilidad de que Guerrero pudiera ir caminando en otras circunstancias".

“No debemos tener temor, ni bajar la guardia", dijo, en referencia al  tema de la violencia y los homicidios dolosos, e insistió en que deben hacer lo necesario para encarcelar "a los violentos".

Añadió que el gobierno que dirige seguirá atacando a la delincuencia organizada, para lo cual, el estado requiere la ayuda de la federación, y de las fuerzas armadas, ya que  no cuenta con los recursos necesarios para hacerlo solo.

En el marco del 203 aniversario de los Sentimientos de la Nación, el gobernador comentó que es necesario "ponerse a la sombra de Morelos", quien en la promulgación de dicho documento suscribió las garantías de que los tribunales sean funcionales, se promueva la división de poderes, haya educación, que los impuestos no sean abusivos, y se evite la opulencia y la indigencia.