Chilpancingo, Gro.- A través de los delegados de transportes en todas las regiones, y los líderes transportistas, el gobierno de Guerreros vigilará la situación médica de los choferes del servicio de transporte público, por el aumento de contagios de Covid-19 en la entidad, anunció el jefe de Oficina del Gobernador, Alejandro Bravo Abarca.

En un mensaje, a través de Facebook Live durante la reunión del Consejo Estatal de Salud, el funcionario indicó que por indicaciones del gobernador, se vigilará de cerca la situación de salida de trabajadores del volante.

El acuerdo, es vigilar que los transportistas no tengan algún síntoma de coronavirus, en caso de presentarlo el gobierno los apoyara médicamente y se harán los estudios para confirmar o descartar si se trata de un caso de coronavirus.

Las partes médicas determinarán si es necesario que el transportista se quede en cuarentena, en caso de ser así, las autoridades dotarán de apoyo alimentario para que los trabajadores del volante puedan dejar de trabajar.

Anunció también, que junto con autoridades de transporte, se llevarán a cabo operativos en todas las ciudades para invitar y constatar que los transportistas usen cubrebocas y caretas, con el fin de acatar las disposiciones oficiales firmadas y publicadas el día de hoy en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado.