Guerrero.- El gobernador Héctor Astudillo Flores, pidió suspender todas las fiestas religiosas y patronales “ya que podrían hacernos volver a semáforo rojo” del Covid.

En redes sociales, el gobernador pidió a la población no realizar dichas celebraciones en las que podrían registrarse contagios de coronavirus al no respetar medidas sanitarias ni la sana distancia.

“Guerrero ha entrado en una etapa en la que si bien los contagios se mantienen relativamente estables, no queremos que aumenten. Por ello, pedimos a la población suspender todas las fiestas religiosas y patronales ya que podrían hacernos volver a semáforo rojo”, advirtió.

El llamado del gobernador se da luego de que esta mañana, cientos de feligreses católicos salieron a las calles de Dos Caminos (Julián Blanco), municipio de Chilpancingo, para acompañar la imagen de Santiago Apóstol, en el marco de su festividad sin que se respetaran medidas sanitarias.

Este viernes Guerrero alcanzó nueve mil 719 contagios acumulados y mil 307 defunciones por coronavirus, pese al alto riesgo de contagios.

El 2 de julio Guerrero pasó de semáforo rojo a naranja y se reactivó la economía y con ellos sectores como el turístico a un 30%.