México.- En las últimas 48 horas, elementos del Ejercito Mexicano y policías estatales se han enfrentado con civiles armados en los estados de Michoacán y Guerrero.

Las agresiones han dejado como resultado 28 muertos, entre elementos de seguridad y presuntos delincuentes.

El lunes, autoridades del estado de Michoacán confirmaron la muerte de 13 elementos de la Policía Estatal y otros 9 lesionados en el municipio de Aguililla, luego de ser emboscados por presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

En el lugar fueron localizadas cuatro unidades oficiales: dos incendiadas y otras dos dañadas con impactos de arma de fuego, además de carteles aparentemente firmados por el CJNG con amenazas a quienes apoyen a sus rivales.

Respecto al ataque, el gobernador Silvano Aureoles señaló que los policías viajaron a Aguililla, en la región montañosa del estado, a cumplir una orden judicial.

“Nuestros policías iban en apoyo a una familia para trasladarla a atender la orden de un juez, cuando los agredieron de forma artera”, publicó en su cuenta de Twitter.

La Secretaría de Seguridad Pública rindió un homenaje a los elementos asesinados en el patio principal de la organización, donde autoridades estatales, compañeros, amigos y familiares despidieron a los oficiales.

En Guerrero, al menos 15 muertos, 14 civiles y un militar, fueron asesinados durante un enfrentamiento la tarde de este martes en la comunidad de Tepochica en Iguala.

El reporte policiaco difundido por el vocero de la Coordinación Estatal para la Reconstrucción y la Paz, Roberto Álvarez Heredia, señala que alrededor de las 5:30 de la tarde en la comunidad de Tepochica hombres armados atacaron a un grupo de militares que acudió atender un llamado de emergencia.

En el reporte se indica que los civiles armados atacaron a los militares y estos respondieron y se desató un enfrentamiento.

Tras el enfrentamiento, fueron aseguradas armas largas y camionetas.