Habitantes del poblado de Palo Blanco bloquean la carretera federal Chilpancingo-Acapulco en exigencia de que la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) envíe maestros a la primaria Daniel Delgadillo, que desde hace más de 10 días se encuentra sin clases.

Alrededor de 150 habitantes bloquean ambos sentidos de la vía federal en espera de que el titular de la SEG, José Luis González de la Vega Otero, se presente en el lugar y solucione el conflicto, enviándoles a docentes.

La presidenta del comité de padres de familia, Cecilia Cabañas Villanueva, señaló que el pasado viernes autoridades de la SEG se comprometieron a enviar maestros a la primaria de la localidad; sin embargo, hasta este lunes los docentes no llegaron, motivo por el que los pobladores decidieron bloquear la carretera en ambos sentidos.

“Vinieron las autoridades el miércoles diciéndonos que les diéramos oportunidad a maestros que considerábamos rescatables, les dimos la oportunidad y no llegaron. Nuestros hijos desde el jueves, viernes, y hoy lunes no tienes maestros, y no es posible que los dejen sin maestros, queremos que lleguen a la voz de ya, y personal nuevo, no queremos ya a los que estaban”, reclamó.

De acuerdo con los manifestantes hay 312 estudiantes que desde hace 20 días, cuando inició el conflicto, están sin clases. A partir de este día incrementaron sus protestas para exigir a las autoridades de educación el envío de los maestros necesarios para reanudar las clases.

Además del bloqueo a la carretera, los manifestantes informaron que cerraron los ductos de tubería que distribuyen agua a Chilpancingo.

Debido al bloqueo, decenas de vehículos están varados sobre la carretera federal. Algunos conductores optaron por regresar a Chilpancingo, o al poblado de Ocotito para circular por la Autopista del Sol.

Alrededor del medio día llegaron al lugar agentes de la Dirección de Gobernación del gobierno del estado, y la Policía Federal para dialogar con los manifestantes e intentar desbloquear la vía, pero la protesta no se retiró.