Chilpancingo, Guerrero.- Decenas de maestros, alumnos, campesinos y organizaciones sociales de la Montaña Baja, participaron en una marcha de unidad en contra de las reformas estructurales promovidas por el gobierno federal.

Alrededor de 600 manifestantes marchan por las principales avenidas de la capital de Guerrero, y se dirigen al Palacio de Gobierno en donde entregarán un pliego petitorio a las autoridades estatales.

Los inconformes aseguran que la reforma educativa no atiende las verdaderas necesidades que presentan los pueblos de municipios como Chilapa, Zitlala y el resto de la Montaña Baja.

"No tenemos escuelas de calidad, hacen falta decenas de maestros y ¿así quieren promover una reforma educativa? Primero que los gobiernos se encarguen de atender el conflicto educativo", indicó José Ramón Vicente, integrante del Frente de Unidad Contra las Reformas Estructurales.

Marcha en Chilpancingo contra reformas estructurales (2)

Entre otras demandas, solicitaron fertilizantes, programas y apoyos al campo para los jornaleros de la zona.

No obstante, reiteraron que la demanda principal es el rechazo a la reforma educativa y advirtieron que no permitirán el despido de ni un solo maestros.

La movilización avanza a espaldas del Ayuntamiento, en donde expresaron su apoyo a integrantes del Bloque Sur que mantiene bloqueada la avenida Ignacio Ramírez en exigencia de servicios públicos.