Chilpancingo, Guerrero.- El delegado de los Programas Integrales de Desarrollo, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros adelantó que se iniciará un proceso de depuración en el ejército de Servidores de la Nación, previo a ingresar como trabajadores del gobierno federal.

En conferencia de prensa, el funcionario federal respondió este jueves a las denuncias públicas que presentó un grupo de Servidores de la Nación de Chilapa, luego de haber sido despedidos sin previa justificación.

Señaló que de ninguna manera se trató de despidos o recorte de personal, simplemente se busca que en la delegación de los Programas Integrales de Desarrollo, permanezcan los servidores “idóneos”.

“No aceptamos que haya una irregularidad de las que dijeron”, expresó Sandoval Ballesteros, ante la supuesta acusación de cinco de los encuestadoras que alimenta a diario el Censo del Bienestar.

Mencionó que la delegada regional en Chilapa, Angelica Miranda Silva, era la indicada para responder a dichas acusaciones, aunque de entrada comentó que ella le reportó algunas irregularidades con “varios servidores”. 

“Obviamente lo servidores, se reincorporan al gobierno en estos días y la idea es que estén los idóneos, los mejores, los que han trabajado más”, replicó el funcionario. 

Refirió que en ningún momento se les ha negado el derecho de audiencia, a pesar de la saturación de trabajo dentro de la delegación federal. Indicó que no ha llegado a las oficinas algún documento en el que soliciten su intervención en el tema.