Nogales, Sonora.- La autopsia, practicada por personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) al cuerpo de un niño de 4 años de edad, dio como resultado asfixia por sofocación, traumatismo craneoencefálico y trauma en abdomen.

Luego de tener conocimiento del hallazgo del cuerpo del infante, en un terreno baldío ubicado en la colonia Pueblo Nuevo, se iniciaron las investigaciones correspondientes, para establecer las causas del deceso y dar con el o los probables responsables.

La Fiscal General del Estado, Claudia Indira Contreras Córdova, fue enfática al señalar: “Vamos a sumar recursos y esfuerzos entre todas las instituciones, para que el homicidio del pequeño ‘Yancarlos’ no quede impune”.

Fue a las 14:51 horas del pasado 6 de junio, que agentes de la Fiscalía de Justicia tuvieron conocimiento del hallazgo en un predio baldío de un cuerpo sin vida de una persona menor de edad del sexo masculino.

A simple vista se le apreciaban golpes en diversas partes de su cuerpo; fue localizado por su propia madre, de 36 años de edad, quien inició la búsqueda luego de que su pareja le informara que se le había extraviado. Fue a las 5:30 de la mañana de sábado 6 de junio, cuando la madre salió a trabajar que le entregó el niño al padrastro para que lo llevara al lugar donde habrían de cuidarlo.

Personal de Servicios Periciales, de la FGJE Sonor, procesó la escena en busca de evidencias, a la vez que el cuerpo fue trasladado para la realización de la autopsia correspondiente, abriendo con ello la carpeta de investigación del caso.


Con información de Proyecto Puente