Un hombre fue hallado muerto por pobladores en las inmediaciones del pueblo de San Andrés Ixcatepec, municipio de Arcelia, en la región Tierra Caliente del estado de Guerrero, la mañana de este martes.

La víctima estaba en estado de descomposición, y según versiones de medios locales, este caso podría tener relación con lo ocurrido el 20 de enero en esa localidad cuando asesinaron a cuatro jóvenes y uno más continúa desaparecido.

Agentes del Ministerio Público se trasladaron a la localidad para que el cadáver fuera trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) en espera de que sus familiares lo identifiquen y lo reclamen.

Más tarde se confirmó que la víctima fue identificada por su familia como Javier Santamaría Astudillo de 17 años, con domicilio en la colonia Reforma, en la calle Lázaro Cárdenas, en Arcelia.

Se abundó que la osamenta del joven desaparecido estaba a 400 metros de la carretera de terracería en una ladera, la cual solo se puede llegar a pie. Primero encontraron el cráneo y la ropa de la víctima, así como demás restos cadavéricos que debido al sol y a la carroña estaban regados por todas partes.

La osamenta fue recogida por peritos de la Fiscalía del estado y trasladada al Ministerio Público donde se harán las diligencias correspondientes para que los restos sea entregados a sus familiares para su cristiana sepultura.