Ciudad de México.-Gardenia y Dayan, madre e hija, fueron calcinadas hasta la muerte al interior de un vehículo estacionado en Santa María Nenetzintla, Puebla.

El poblado en el que ambas fueron halladas pertenece al municipio de Acajete, que se encuentra en lo que se conoce en la región como “Triángulo Rojo”.

Gardenia y su hija salieron de su casa el jueves de 11 de junio, a las 15:00 horas, para nunca más volver.

Vecinos de Nenetzintla, el viernes 12 de junio por la madrugada, reportaron la presencia de un vehículo calcinado por completo, en el que era posible ver los restos de una persona.

Los elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE), que atendieron el llamado de los pobladores, comenzaron a investigar, fue en ese momento cuando se dieron cuenta que se trataban de dos cuerpos.

El cuerpo al interior del automóvil se trataba del de Gardenia, de 26 años de edad; el de la pequeña Dayan, de 11 años de edad, se hallaba en la cajuela del vehículo.

El viernes pasado se confirmó que se trataba de los cuerpos de la madre e hija, reportadas como desaparecidas, a quienes sus familiares buscaban desesperadamente después de que no regresaran más.

La Fiscalía, que investiga el asesinato como un doble feminidicio, sostiene que el principal sospechoso de la muerte de ambas es la expareja de Gardenia, sin embargo, aún no logra confirmarse esa información.

Vecinos de Acajete y municipios aledaños emprendieron una campaña en redes sociales para evitar que el homicidio de la mujer y la pequeña queden impunes.


Con información de Reporte Indigo