Ciudad de México.-Los cadáveres hallados dentro de un pozo en el norte de México son los de dos turistas estadounidenses que habían sido reportados como desaparecidos, informaron las autoridades el lunes.

Las víctimas eran los jubilados Ian Hirschsohn y Kathy Harvey, indicó la Fiscalía General del Estado (FGE) de Baja California en un comunicado. Su desaparición fue reportada a las autoridades el 2 de septiembre, agregó.

Al día siguiente, investigadores que registraban un área despoblada al sur del puerto de Ensenada detectaron restos humanos en el fondo del pozo. Fueron extraídos el viernes y el sábado, se añade en el texto.

No se proporcionó información relacionada con la causa de muerte. El caso sigue siendo investigado. Las autoridades no dieron a conocer dónde vivían, pero la prensa local reportó que ambos radicaban en el sur de California.

Por otro lado, la Fiscalía de Baja California Sur, en el extremo meridional de la península, señaló que el sábado por la noche se encontró el cadáver de Craig Harrison, de 65 años, en la playa en Cabo Pulmo. En la autopsia se determinó que fue apuñalado en el pecho antes de ir a dar al océano.

Harrison, ciudadano de Sudáfrica y Canadá radicado en México, desapareció desde el 29 de agosto. Según su sitio web de bienes raíces, se mudó a Cabo San Lucas en 1997 después de trabajar como contador e importador de vino en Canadá.