México.-Nico estaba muy emocionado por mostrarle a su abuela sus tenis nuevos. El pasado 2 de mayo, salió de su casa situada en el municipio de Ecatepec, para correr a casa de su abuelita y presumirle su nuevo calzado. Nunca más se volvió a ver con vida a este pequeño de tan sólo 13 años.

Aún con la emergencia sanitaria, el crimen no descansa y este municipio en el Estado de México lo vive, quizá, más que cualquier otro en nuestro país. Dos días después de haber reportado su desaparición, el pequeño Nicolás fue encontrado muerto en un lote baldío, ubicado en la colonia Lomas de Tecámac, apenas a medio kilómetro de donde vivía.

Nicolás era un niño conocido en su colonia. Se dedicaba a vender globos para ayudar con los gastos de su casa. El menor era muy conocido en la colonia Ciudad Cuauhtémoc, considerada una de las más peligrosas de Ecatepec y cuando se supo de su desaparición, la mayoría de los vecinos acudieron en su búsqueda.

El día que salió de casa, lo hizo para mostrarle a su abuela sus tenis nuevos. "Mi niño siempre iba a verla, inclusive ese día salió con su papá a comprarse sus tenis nuevos y llegó aquí con su papá y se puso sus tenis nuevos y dijo que iba a ir con su abuelita a enseñárselos y a verla", dijo Rebeca, la madre del menor.

Tras dos días desaparecido y luego de haberse activado el protocolo de búsqueda por parte de las autoridades municipales, Nicolás fue encontrado sin vida en un lote baldío ubicado apenas a medio kilómetro de donde vivía.

'Era un niño indefenso'

Su padre fue el encargado de reconocer el cuerpo del pequeño Nico. "Cuando yo reconozco el cuerpo, aún dudo todavía de que era mi hijo, pero mi hijo tenía señas particulares de sus pies, de sus manos y sus dientes y al checar todo eso me cercioro que sea al cien por ciento mi hijo.

Es un niño de 13 años, escasos 40 kilos de peso, lo asfixiaron, lo ahorcaron, le dieron dos puñaladas, era un niño indefenso", contó en palabras reproducidas por Radio Fórmula.

El pequeño fue sepultado en el panteón municipal, aunque por las medidas sanitarias no tuvo ni funeral ni tampoco un sepelio con familiares presentes. A través de redes sociales se lanzó el hashtag #JusticiaParaNico, para así presionar a las autoridades para que encuentren al o a los culpables del asesinato de este pequeño, en Ecatepec.