México.-Yelsy Tatiana Góez es una joven colombiana de 25 años que desapareció, junto con otras tres personas más en Cancún, Quintana Roo, el pasado 18 de diciembre; su novio apareció decapitado y desollado; de ella y de las otras dos personas no se sabe nada y su familia desconoce si las autoridades ya tienen avances de la investigación del caso.

La joven trabajaba en una peluquería y a penas había llegado a Cancún el 27 de mayo pasado; aunque saben, las autoridades ya la buscan han pasado 30 días y su familia en Colombia aún no tiene información sobre su paradero.

La madre de Tatiana, Aleida María Gisao, vive en Medellín por lo que la comunicación entre ellas era sólo mediante WhatsApp, la última vez que se contactó con ella fue la mañana del 18 de diciembre, día en que desapareció.

"Nosotras hablamos todo el día prácticamente dos o tres horas y nos habíamos hablado yo ya le estaba diciendo repórtese y ella también me decía ‘mami dónde está', por lo regular todo el día estábamos en comunicación", relató la madre a Imagen Noticias.

La cancillería de Colombia informó que ya atienden el caso a través del consulado de ese país en México, sin embargo la madre de la joven asegura que desde hace una semana ninguna autoridad la ha contactado para darle información sobre la búsqueda.

Su madre, quien la describe como una "mujer alegre de muy buen corazón, buena hija y hermana", refirió que ella necesita una respuesta de las autoridades, lo más pronto posible y que no permitirá que su hija quede en el olvido y que hará hasta lo imposible por saber qué ha sido de ella. Yo le exijo al gobierno mexicano que, por favor, me ayude".

Junto con Tatiana desaparecieron otras tres personas de origen colombiano, uno de ellos era su novio, Johan Sebastián Espinosa, de 23 años, pero su cuerpo fue encontrado dos días después decapitado, con el rostro desollado, la cabeza entre las piernas y el pene en la boca.

La madre de Joan Sebastián logró identificar el cuerpo del joven por los tatuajes en su cuerpo.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, la madre de la joven colombiana reiteró que no tiene recursos para viajar a México y quiere venir a buscar a su hija porque "la distancia es demasiada y el dolor me invade los días y las noches, no he tenido ni una llamada de la Fiscalía de Cancún".