México.-Un grupo de arqueólogos descubrió los restos de 229 niños ofrecidos en un ritual de la cultura precolombina Chimú, en la costa norte de Perú, lo que sería el hallazgo más grande de sacrificios de infantes del mundo, según un investigador.

"Somos el sitio más grande donde se han encontrado restos de niños sacrificados. No hay otro" en el mundo, aseguró el arqueólogo residente del proyecto Feren Castillo.

El sitio fue descubierto en el sector Pampa La Cruz, en Huanchaco, un municipio costero de Trujillo, la tercera ciudad de Perú, 700 km al norte de Lima.

Sacrificios para aplacar estragos climáticos

Castillo manifestó que los niños, de entre 4 y 14 años, fueron sacrificados en un ritual a los dioses de la cultura Chimú (1200 a 1450 d.C.) con la finalidad de aplacar las catástrofes naturales ligadas al fenómeno climático El Niño.

"Hemos encontrado más evidencia de lluvias en los hallazgos", explicó el investigador.

Los restos se encuentran extendidos con la mirada hacia el mar. Algunos incluso tienen piel y cabello.