México.-El mundo es un lugar extraño y fascinante. Ahora, una extraña burbuja apareció en las aguas de Ørstafjorden en Noruega y luce muy, muy extraña, sin embargo, los científicos aseguran que se trata de una masa gigante de huevos de calamar.

Este extraño cuerpo que parece ideal para una aventura del capitán Nemo, flota misteriosamente en la oscuridad del fiordo y fue descubierta por el buzo Ronald Raasch y el capitán Nils Baadnes con el busque de investigaciones REV Ocean.

Lo más curioso es que no se sabe bien a bien cómo es que los calamares producen estos huevos en masa pero resulta igualmente fascinante.

Los científicos creen que la hembra deposita una masa más pequeña que se expande al contacto con el agua y se forma la gigantesca burbuja.

Los diferentes calamares parecen producir diferentes formas de masas de huevos. Por ejemplo, la masa de huevo del calamar de espalda de diamante (Thysanoteuthis rhombus), que se encuentra globalmente en aguas tropicales y subtropicales, se asemeja a un largo tubo de moco con cadenas de huevos envueltos alrededor, como un resbaladizo que contiene hasta 43.800 huevos.

Por su parte, las masas de huevo de calamar de Humboldt (Dosidicus gigas), por otro lado, son más como una gota transparente, más parecidas a las del calamar de Gould (Nototodarus gouldi), el calamar volador japonés (Todarodes pacificus) y el calamar volador de neón (Ommastrephes bartramii), uno de los cuales mide 4 metros de ancho.

Es raro que los humanos se encuentren con estas masas porque tienden a colocarse a cierta profundidad y luego se van hundiendo lentamente más y más hasta que resulta imposible que sean detectadas.

No está claro exactamente qué especie de calamar produjo la masa en Ørstafjorden, pero resulta impresionante y parece de otro planeta.