Guerrero.- Los cadáveres de siete de los ocho indígenas desaparecidos el lunes en Copanatoyac, fueron hallados la noche de ayer en un cerro cercano al municipio de Zapotitlán Tablas.

Fuentes de seguridad en la zona informaron que ayer un grupo de pobladores de San Vicente Amole, municipio de Copanatoyac, se concentraron para salir en busca de ocho vecinos que se encontraban desaparecidos desde el lunes 29 de junio.

En un serie de mensajes, el comisario de San Vicente Amole, Jorge García, manifestó que el lunes un grupo de 20 indígenas salió a los cerros para buscar cabezas de ganado que se habían extraviado.

Pero los indígenas fueron atacados al llegar al punto conocido como El Trino; algunos de los pobladores lograron llegar a la cabecera en donde explicaron lo sucedido y culparon a un grupo armado cuyos integrantes portaban uniformes como los de la policía comunitaria de esa zona.

Ayer también la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía General del Estado (FGE), confirmaron la desaparición de las ocho personas y junto con el presidente municipal de Copanatoyac, Jorge Aguilar, realizaron recorridos vía área durante dos horas sin encontrar nada.

El recorrido se realizó entre los cerros de San Vicente Amole y San Marcos, en los límites con el municipio de Zapotitlán Tablas; en esa zona de Guerrero, tiene presencia la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC).

Luego del fallido operativo oficial, los pobladores se organizaron y en el cerro de San Marcos hallaron asesinados a siete de los ocho desaparecidos, quienes fueron trasladados a la cabecera municipal.

Las víctimas fueron identificadas por sus familias y entre los fallecidos hay un un menor de 15 años de edad, identificado como Leobardo “V”.

El pueblo pidió la cooperación de las autoridades para rescatar el octavo cuerpo que aún no ha sido localizado.