El alcalde de Iguala, Esteban Albarrán Mendoza dijo que han disminuido el número de homicidios en la localidad que gobierna a pesar de los recientes asesinatos registrados en este municipio.

“Han bajado, han disminuido, obviamente tenemos problemas de inseguridad como cualquier municipio del estado y el país, pero estamos trabajando”, afirmó, tras la presentación del Plan Estatal de Contingencias para la temporada de lluvias y ciclones, en el Centro Internacional Acapulco.

De acuerdo a la organización Semáforo Delictivo, Iguala es el cuarto municipio más violento basado en el número de asesinatos de los últimos tres veces, y el número de homicidios ha pasado de cuatro en enero, a seis en febrero y once en marzo.

No obstante, mientras que en este municipio ocurrieron el cuatro por ciento de los homicidios en el estado, en Acapulco la tasa es del 45 por ciento.

El alcalde expuso que si bien la violencia no se puede negar, no existen en Iguala los niveles “alarmantes” de otros municipios.

Sobre la preocupación de los empresarios por la reducción de las ventas en la zona, el alcalde reconoció que ha habido problemas y recordó que el municipio es “netamente comercial”.

Sin embargo, afirmó que no se han registrado cierre de negocios.

Cuestionado sobre el Mando único, reiteró que ya se han adherido y que espera que este permita que se reduzca la inseguridad.

Agregó que buscan “darle vuelta a la página” al tema de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en esta localidad, el pasado 26 de septiembre de 2014, y que como autoridad para “ser lo que antes era Iguala”.