México, Notimex.-El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, amenazado con perder su acceso a Android debido a la guerra comercial entre China y Estados Unidos, presentó este viernes (09.08.2019) un nuevo sistema operativo propio, llamado HarmonyOS.

El HarmonyOS fue presentado por el director ejecutivo de la división de consumo, Richard Yu, en una rueda de prensa en la ciudad china de Dongguan (sur). "Queremos aportar más armonía al mundo", comentó.

Con su nueva plataforma, que será de código abierto, Huawei pretende que la experiencia de usuario sea fluida en todos sus dispositivos.

Yu anunció que el primer teléfono inteligente de Huawei con HarmonyOS se lanzará el sábado bajo su segunda marca Honor.

Tras verse atrapado en la guerra comercial y tecnológica entre EU y China, el segundo fabricante mundial de teléfonos móviles da un paso adelante con su nueva plataforma, que se espera sea lanzada con su marca Honor.

El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, amenazado con perder su acceso a Android debido a la guerra comercial entre China y Estados Unidos, presentó este viernes (09.08.2019) un nuevo sistema operativo propio, llamado HarmonyOS.

El HarmonyOS fue presentado por el director ejecutivo de la división de consumo, Richard Yu, en una rueda de prensa en la ciudad china de Dongguan (sur). "Queremos aportar más armonía al mundo", comentó.

Con su nueva plataforma, que será de código abierto, Huawei pretende que la experiencia de usuario sea fluida en todos sus dispositivos.

Yu anunció que el primer teléfono inteligente de Huawei con HarmonyOS se lanzará el sábado bajo su segunda marca Honor.

El director ejecutivo de la división de consumo de Huawei, Richard Yu, presentó el HarmonyOS en Dongguan, China (09.08.2019)

En medio de la guerra comercial entre dos gigantes tecnológicos

Huawei, segundo fabricante mundial de teléfonos móviles, se vio atrapado en mayo en la guerra comercial y tecnológica entre Estados Unidos y China.

Considerado el líder de la tecnología 5G, el grupo fue incluido en una lista negra de la administración Trump por sospechas de servir como canal para espionaje chino, acusación que niega.

En consecuencia, las empresas estadounidenses no están autorizadas, en teoría, a venderle productos tecnológicos. Pero las autoridades estadounidenses decidieron postergar tres meses la entrada en vigor de las sanciones, prórroga que vence la semana que viene.

Esta prohibición afecta igualmente a Google y al suministro de su sistema operativo Android, que equipa a la inmensa mayoría de los teléfonos móviles en el mundo, incluidos los de Huawei.