Manuel Eduardo Flores Sonduk, encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del municipio de Acapulco, informó que se aplicarán sanciones que van de los cinco a los 30 salarios mínimos por usar el carril confinado de forma exclusiva para la circulación de los autobuses del sistema de transporte Acabús. Entrevistado previo a la firma de convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Acapulco y la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), sobre el programa de Cultura Vial en las Escuelas, el funcionario municipal aseguró que las multas más elevadas serán de mil 400 a dos mil pesos, dependiendo de las toneladas de los vehículos. Además, añadió que en próximos días se van a empezar a emitir boletines informativos donde se pedirá a la ciudadanía que respete el carril de uso exclusivo del Acabús. También explicó que a partir de marzo la dependencia trabajará en informar gradualmente a la ciudadanía cómo van a cambiar el sentido de las vialidades, ya que se tiene previsto el arranque del sistema de transporte a finales del mes de mayo. En octubre pasado, el síndico procurador, Ilich Lozano Herrera, aseguró que se infraccionarán a los automovilistas que no respeten el carril confinado para el Acabús, pero que las infracciones irían desde los mil 400 a mil 700 pesos, de acuerdo con el nuevo reglamento de Tránsito Municipal. No hasta los dos mil pesos que dijo Flores Sonduk. “Ya están incluidas (las infracciones) en el nuevo reglamento municipal. Estamos platicando con el coordinador de Movilidad y Transporte, Israel Gonzales Nava, para ver si podemos hacer pruebas antes de febrero para que el Acabús pueda circular y probemos unos días a la semana con un carril menos. Nos permitiría ir sopesando, aún faltan normas e infracciones”, afirmó. El Sistema Integral de Transporte para la Zona Metropolitana de Acapulco, mejor conocido como Acabús, será un autobús de tránsito rápido (Bus Rapid Transit, BRT) para la Zona Metropolitana de Acapulco, el cual tuvo una inversión inicial de mil 800 millones de pesos. El Acabús: ente críticas y retrasos Al presentarlo oficialmente se aseguró que este sistema de transporte, el primero en su tipo en el estado de Guerrero, permitirá a residentes y los turistas desplazarse con rapidez dentro de la región a bajo costo y de forma cómoda. En el proyecto original se tenía previsto que el primer autobús de este sistema de transporte comenzaría a circular en mayo de 2013 y el proyecto completo quedaría concluido a finales de agosto del mismo año. No obstante, la ejecución del proyecto presenta retrasos en la conclusión de las obras. Anunciado desde la administración de Ángel Aguirre Rivero, son casi cuatro años de que comenzó la obra, con más de 2 mil millones de pesos invertidos en tres gobiernos estatales, pero el Acabús sigue sin funcionar. Dirigentes de autobuses urbanos, como es el caso de Porfirio Alvarado, han asegurado que el proyecto del Acabús está encaminado al fracaso. “Quieren copiar lo que hizo Marcelo Ebrard en el Distrito Federal, cuando las necesidades y las rutas que hay en Acapulco son muy diferentes”, dijo. “Nadie de los permisionarios le va a meter 95 mil pesos a un proyecto y no tener ninguna ganancia en 5 años, a penas que estuviera uno loco para hacerlo” advirtió el dirigente. Por su parte, transportistas de las rutas Renacimiento, Zapata, Praderas de Costa Azul y Cine Río exigieron saber lo que sucederá con ellos y con los 189 autobuses que saldrían de circulación con la llegada del Acabús. Sin embargo, el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de Guerrero, Rafael Navarrete Quezada, informó recientemente, que existen de 10 a 15 reuniones semanales entre transportistas y funcionarios públicos para hablar del tema del Acabús, con el fin de llegar a un acuerdo para que la obra esté funcionando a más tardar a finales de mayo.