El secretario de Salud de Guerrero, Carlos de la Peña Pintos reconoció que entre 70 y 80 por ciento de la población del estado utilizan agua de mala calidad.

Agregó que la situación es preocupante, y dijo que recibir agua potable con suficiente calidad no sólo es un derecho de la población sino que es necesario para evitar el desarrollo de enfermedades gastrointestinales.

“El día de ayer nos reunimos con todos los presidentes municipales en la Costa Grande, en donde se les entregó el aporte de cloro para que cloren el agua”, dijo, entrevistado tras el Congreso de Medicina General y Medicina Familiar, en Acapulco.

Dijo que en dicha reunión se dieron a conocer las diferentes evaluaciones sobre la calidad del agua y el promedio a nivel estatal.

Asimismo, dijo, se recordó la importancia de clorar el agua para evitar enfermedades.

En otros temas, informó el inicio de la Segunda Semana de Vacunación, entre febrero y marzo, en donde se aplicarán 10 mil vacunas para las enfermedades respiratorias.