México.-Edward Snowden acaba de lanzar en Google Play Store una nueva aplicación que vuelve las cosas del revés, es decir, que el usuario pase de ser el espiado, al espía. Haven es una aplicación para Android diseñada para darles a los ciudadanos más poder a la hora de protegerse a sí mismos y proteger sus propiedades desde su smartphone.

La nueva aplicación de Edward Snowden se llama Haven y es capaz de convertir cualquier teléfono inteligente Android en un dispositivo que utiliza todas sus capacidades de grabación para protegerse contra ataques de todo tipo. De esta forma la aplicación hace uso de todos los sensores presentes en en smartphone para grabar vídeo, sonido, vibración e incluso detectar movimiento y cambios en la luz de una determinada sala.

"Diseñamos Haven para el periodismo de investigación, los defensores de los derechos humanos y las personas en riesgo de desaparición forzada para crear un nuevo tipo de inmunidad colectiva".

¿Y cómo funciona esta aplicación de videovigilancia? Desde un simple menú de configuración, podrás seleccionar qué es lo que deseas grabar con el smartphone. De esta forma puedes llevar el móvil en el bolsillo y estar grabando una conversación de forma oculta, o dejar el dispositivo en tu habitación para grabar lo que sucede en ella.

Además de reunir estas características en una sola app, la herramienta cuenta con interesantes funciones como la posibilidad de acceder a los registros de actividad de forma remota. Además, la aplicación se puede configurar para ser enviada a un dispositivo externo a través de SMS, Gmail o WhatsApp.

En un video grabado para el lanzamiento de la nueva aplicación, Snowden hace referencia a la "inmunidad colectiva", lo que sugiere que podríamos llegar a un punto en el que los usuarios puedan protegerse a sí mismos y sus dispositivos contra el acoso a través de la vigilancia continua de forma personal e individual.Realmente se nos plantea un escenario terrorífico donde en un futuro necesitaremos del smartphone para ir totalmente seguros por la calle o estar tranquilos en nuestro hogar.