México.- El tráfico de armas proveniente de Estados Unidos no para en México. Al hacer un comparativo sobre el número de armas que ingresaron ilegalmente al país y las aseguradas en 10 años, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, reconoció que hay un millón 667 mil 311 artefactos fuera de control.

El mando castrense refirió que en los últimos 10 años han ingresado al territorio nacional de manera ilegal 2 millones de armas, con un promedio de 200 mil al año.

Afirmó que retomaron los datos de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés) que calcula que son unas 200 mil armas las que ingresaron a territorio mexicano por año.

El mando detalló que 193 mil armas fueron aseguradas en la última década, siendo el 2011 el año en el que hubo más aseguramientos.

De ese total, el 70% de las armas aseguradas provienen de Estados Unidos y el 30% restante de otros países como España, Italia y Austria, entre otros.

Del armamento proveniente de Estados Unidos, la mayoría tiene como origen los estados de Texas, California y Arizona, dijo Sandoval.

Hasta agosto de este año, según la ATF, hay en el vecino país 133 mil licencias activas para la venta de armas de fuego y de ellas la mayoría están en los cuatro estados fronterizos con México.

En tanto, 139 mil 276 armas fueron donadas a la campaña permanente de canje.

Sandoval precisó que en 10 años, en la Sedena se han comprado más de 18 mil armas para el cumplimiento de las misiones y reponer el armamento que queda fuera de servicio por antigüedad o que debe ser sustituido.

En ese mismo periodo, en total se han comercializado 450 mil 625 armas de fuego por entidades, empresas y particulares.

En lo que va de la presente Administración, precisó el General Secretario, se han adquirido más de 7 mil armas.

La presencia de armas de fuego estadounidenses en México podría intensificarse si se concreta la pretensión de Donald Trump de cambiar la gestión de las licencias de exportación del artefacto.

Actualmente, el trámite está a cargo del Departamento de Estado, pero la idea es trasladarlo para el Departamento de Comercio.

Para Lindsay-Poland, el cambio propuesto por Trump va a dificultar aún más el manejo de información sobre la exportación de armas en un contexto en el que su control ya viene siendo debilitado. Se trata de un tema preocupante en diversos ámbitos, dada la vulnerabilidad de los derechos humanos en los países donde terminarán esas armas.

De los 34 mil asesinatos ocurridos en México en el 2018, 70% fue cometido con armas de fuego. “Si se concreta, tendrá graves efectos en México y otros países”.

En ese sentido, la Comisión de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos advierte sobre un dato no menor. Además de las armas que entran legalmente al país y de las clandestinas, México ha duplicado su producción de fusiles semiautomáticos FX05 Xiuhcóatl en los últimos dos años, informó la investigadora Báez.